Entrevista con Juan Conill y Juan Fco Ballesteros

0
203

ENTREVISTA RADIO BANDA

Durante nuestra vida como directores y directoras, la mayor parte de las agrupaciones que vamos a dirigir van a ser amateurs, de amador, es decir, personas que AMAN la música. La Banda amateur representa un campo de infinitas posibilidades que merecen ser destacadas. Por eso, vemos muy necesario enfocar el TRABAJO del director y directora en función del grupo que se va a tener enfrente.


Charlamos con Juan Conill y Juan Francisco Ballesteros, fundadores y directores de la Escuela de Dirección de Banda y Didáctica de Ensayo presente en 4 provincias en su segundo año de andadura.


Inician su segundo curso semipresencial con clases teóricas on line y prácticas con Banda Juvenil y Banda Sinfónica en sus sedes de Castelló (Albocàsser), València (Bétera), Toledo (Dosbarrios) y Mallorca (Felanitx, Petra, Algaida, Esporles y Capdepera).

La matrícula está abierta en la web: 

www.direccionbandaydidactica.com 

Radio banda ¿Por qué una Escuela de Dirección de Banda?

JUAN CONILL ¿Y por qué no? Soy Director, especialmente de Banda. Me crie en una Banda de Música, me formé en una Escuela de Música y, por tanto, mis raíces provienen de las Bandas de Música.

Amo las Bandas de Música, su música, su idiosincrasia y trabajar con la gente que las forman, y que mejor manera de emprender una Escuela de Dirección que con la agrupación musical que tanto quiero y admiro.

JUAN F. BALLESTEROS Al igual que mi compañero, soy hijo de la Banda de Música. Mi camino como director tomó rumbos paralelos a la dirección de banda como la dirección de coro y orquesta. El factor predominante de las bandas es su carácter amateur, que si bien es un adjetivo que menoscaba la presencia e importancia del colectivo, define muy bien el alma de sus integrante: amateur, de amador, el que ama. Es muy importante dotar a las palabras de su significante. 

Desde esta perspectiva, hemos creado la Escuela de Dirección de Banda y Didáctica de Ensayo. Desde el amor a una agrupación hacia la profesionalización de sus directores para un futuro mejorado.

RB. La oferta de formación en la dirección esa cada vez más frecuente, ¿en qué se diferencia la vuestra del resto?

JC. En primer lugar, en los profesores/directores principales que la forman, pues cada uno de nosotros tenemos muchos puntos en común, pero al mismo tiempo somos totalmente diferentes y eso dota a nuestras clases de una riqueza intelectual.

En segundo lugar, los alumnos tienen práctica sonora, tanto de la parte técnica como de las obras, con el foco sonoro del piano. Para la Escuela de Dirección de Banda y Didáctica de Ensayo es imprescindible que los alumnos dirijan y reciban siempre una respuesta sonora a sus gestos.

En tercer lugar, exploramos la Banda Pedagógica y la Banda Sinfónica al mismo nivel. En la mayoría de cursos, los alumnos dirigen una Banda Sinfónica pero no se enfrentan a la realidad de dirigir una Banda Pedagógica, que es a su vez la agrupación por la que se suele comenzar a dirigir. Para la EDBDE, es primordial que el alumno conozca el estudio del repertorio de las Bandas desde la perspectiva de la educación.

JFB. Nuestra escuela ofrece, como bien dice Juan, esa visión desde la formación. La base de toda banda es su sección juvenil o infantil. Es primordial la tarea de gestor que el director o directora debe ostentar. La técnica, como ese obvio, es la herramienta de comunicación que tenemos para construir el sonido. Huimos de todo gesto superfluo, acompañamos al alumnado para que su foco de atención sea el sonido y no la plasticidad más o menos estética de sus movimientos. Vivimos una etapa de la humanidad volcada hacia lo mediático. No somos ingenuos y sabemos qué mundo habitamos. Pero sobre cualquier exposición está la esencia de la música que no es otra cosa que el sonido emocionante y este debe ser el único objetivo de quien se dispone a hacer música.

RB. ¿Qué objetivos perseguís con vuestro alumnado?

JC. Además de los objetivos musicales de mecánica de la dirección, análisis musical, organología, etc… el objetivo principal de nuestra escuela es, como indica su nombre, la Didáctica de Ensayo. 

Saber programar una Banda, planificar los ensayos, gestionar esos ensayos, gestionar a los músicos, crear una comisión artística, comunicación con la junta directiva, etc… son los puntos primordiales.

Al final, una Banda de Música es una gran familia y, como tal, debe ser tratada y respetada. Si la Banda esta motivada, el ambiente es favorable y todo fluye pero, si por el contrario, la Banda esta tensionada, los ensayos son duros, lentos y tediosos.

JFB. Una de las asignaturas teóricas y que, por supuesto, tienen una aplicación práctica es el trabajo psicológico que se manifiesta en la gestión empática con el grupo. La figura del director o directora debe fundamentarse en el conocimiento, en la profesionalidad y en la capacidad de gestión de grupos. La autoridad se basa en el conocimiento. La disciplina se aplica desde el ejemplo. Nos gusta decir, de manera metafórica, que el director o directora de banda ha de bajar de la tarima. 

Nuestro planteamiento está basado en la transversalidad de los conocimientos, por un lado y la flexibilidad para adquirirlos, por otro. La formación está organizada en cursos académicos completos, lo que de por sí marca una diferencia a la oferta en el sector. Además, las asignaturas teóricas se realizan de manera telemática, siendo en los encuentros donde realizar las prácticas, donde la teoría y la acción de dirigir se unen.

RB. ¿Cuál es vuestro visión del panorama bandístico post-pandemia?

JC. Me alegra que me preguntes esto, y más después de haber hablado del tema de la Didáctica de Ensayo. La gestión emocional del colectivo es imprescindible.

Puedes tener la mejor banda del mundo, pero si el grupo no está motivado, no está incentivado, ese colectivo va a sonar distorsionado, y entiéndase distorsionado por tenso, forzado, con baja vibración y sin transmitir emoción alguna.

Ahora más que nunca, se ha visto examinada la capacidad de los directores y directoras de gestionar emocionalmente a los colectivos musicales y muchos de ellos no han tenido la capacidad de devolver a sus bandas a sus niveles de motivación anteriores. Seguramente no es culpa de ellos, es culpa de que no sabían cómo hacerlo, pero eso no justifica la responsabilidad que tenían con su colectivo.

JFB. Lo cierto es que se ha metido en el mismo saco dos conceptos que si bien son complementarios son absolutamente diferentes: el entretenimiento y la disciplina. Hay un concepto muy arraigado al que llamamos “la energía del simpático” que resume cómo se ha llegado en no pocas ocasiones a justificar la falta de capacidad formativa, insuficiencia en la mecánica de la dirección, propuestas didácticas solventes y un largo etc. por una especie de animador socio-cultural. 

Como decía, son conceptos absolutamente complementarios. Es más, la empatía y el trabajo profesional deben ir de la mano para un resultado óptimo pero nunca uno por encima del otro. 

En este sentido, en la EDBDE trabajamos concienzudamente la empatía y la gestión emocional, que comenta Juan, con la disciplina. Dicho de otro modo, la mejor autoridad es hacer bien las cosas.

RB. ¿Qué va a encontrarse un alumno cuando se matricule en vuestra Escuela?

JFB. Lo primero un profesorado experimentado en todas las áreas de la dirección, tanto amateur como profesional con bagaje en Europa. Una visión, por tanto, holística y ajustada a la práctica real de la música en general y de la dirección de la banda en particular. A través de 3 niveles concretos de práctica sonora: mecánica de la dirección con reducción para piano, práctica sonora didáctica con banda juvenil y práctica de repertorio con banda sinfónica.
Además, aspectos fundamentales como el análisis aplicado a la dirección, organología, psicología y fisionomía de la dirección, comunicación y lenguaje, retórica y argumentación, … un compendio de estrategias y herramientas efectivas para la asunción del director y directora del futuro.

JC. Un abanico de posibilidades, prácticamente infinitas, pues cada clase es única, y cada momento musical, al igual que un concierto, es único e irrepetible en aras de una empleabilidad congruente.

RB. Cuando habláis de empleabilidad, ¿a qué os estáis refiriendo concretamente?

JC. A lo que las bandas de música de hoy en día reclaman: directores y directoras con experiencia, directores con mucha formación pero, sobre todo, directores que sepan gestionar esa agrupación musical y llevarla, paso a paso, al límite de sus posibilidades humanas y musicales.

Además, durante las clases, en la EDBDE hablamos de la psicología del director, del liderazgo y de las entrevistas de trabajo, dándoles a nuestro alumnado unas herramientas para que sean autosuficientes laboralmente hablando.

JFB. A nuestro juicio,  lo que con más buena voluntad que acierto se ha venido realizando en los diferentes cursos, escuelas y conservatorios. Una formación basada en la demanda y en la realidad de las bandas de hoy y que presagia un futuro diferente, más humano, más profesional y más competitivo en términos de calidad. 

No nos quedamos en un marco históricamente teórico sino que rescatamos las posibilidades no manifiestas o conscientes del alumnado para convertirlos en profesionales de la dirección y, sobre todo, a tomar conciencia de su valor como músico y su responsabilidad para las bandas, los músicos y el público. 

RB. Las bandas exigen cada vez más un perfil de director o directora mucho más profesional, ¿cuál es la fórmula que ofrecéis para cubrir esta necesidad?

JFB. Nuestro ejemplo. Podemos compartir con nuestro alumnado, nuestras vivencias. Poder compartir el bagaje que nos avale. Un camino que, si bien no ha sido fácil, ha conseguido afianzar nuestro compromiso con la disciplina y el respeto a nuestra profesión. Fomentamos valores cimentados en el trabajo enfocado, pasión y constante, lejos de cualquier conato de competencia o nepotismo. Transmitimos a nuestro alumnado la necesidad y le responsabilidad como colectivo de que el único éxito es hacer bien las cosas.

JC. Totalmente de acuerdo con mi compañero, y he de añadir dos frases que siempre les digo a nuestros alumnos: 1. Tenéis que dar siempre el 200% en todo lo que hagáis. 2. Hagáis lo que hagáis… hacerlo conscientemente.

Escuela de Dirección de Banda y Didáctica de Ensayo
www.direccionbandaydidactica.com
645209213 / 699 04 00 69

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí