HUI PARLEM AMB… SANTOS GABALDON FERNÁNDEZ

0
638

Mi padre, músico de corazón

«Aunque yo había sentido la vocación y la necesidad de hacer música desde antes incluso de tener uso de razón, comencé a tocar instrumentos a la edad de 6 años. Mi padre era músico (de los músicos que denomino «de corazón») concretamente Acordeonista y también tocaba el Órgano, siendo muy conocido en mi pueblo y toda la comarca, y en casa desde muy pequeño ya me inició a tocar el órgano y el acordeón de una manera lúdica y para nuestro disfrute, comprándome una melódica Hohner que era más pequeña y podía tocar mejor con mis  pequeñas manos.

Fue a la edad de 8 años cuando me llevó a la Academia de la Banda Municipal de Villarrobledo, para que el «Maestro de la Banda» (que era el que impartía  TODAS las enseñanzas de solfeo e instrumento) me empezara a educar musicalmente hacia mis dos vocaciones, el saxofón y el piano. Posteriormente a la edad de 11 años y cuando ya había estudiado con el Maestro de la Banda dos Métodos de Solfeo de D. Hilarión Eslava, otros dos volúmenes de LAZ y algunos tratados de Teoría de la Música de la SDM (que tenía mi padre en casa), ingresé en la recién abierta Escuela Municipal de Música con profesores  especialistas, y que dependía del Conservatorio Profesional de Música de Albacete en Enseñanza Libre, donde estudié todo el Grado elemental de Saxofón y Piano. Posteriormente ingresé en la Banda de Música de la Academia de Infantería de Toledo, desde donde ingresé en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid para terminar el Grado Medio y posteriormente estudiar los estudios Superiores en la especialidad de Saxofón en la Cátedra  de D. Pedro Iturralde Ochoa. Años más tarde de finalizar todos mis estudios superiores en Madrid, de estabilizar mi vida personal y emprender una  fantástica familia, de aprobar varios concursos oposición en la administración (que me dieron estabilidad laboral), volví a ingresar en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid para realizar los estudios superiores de mi otra gran vocación (sobretodo después de conocer al Maestro Enrique García Asensio y estudiar con él desde 1999 en sus cursos) que es la Dirección de Orquesta, Banda y coro y también los complementé con los de Composición. «

Grandes profesores…

 «He tenido la suerte de tener muy buenos profesores a lo largo de mi carrera o mi vida académica… Recuerdo especialmente al Director de la Banda Municipal de Villarrobledo, D. Francisco Jesús García Sanchez y al Profesor de Saxofón, D.Pedro Plata Ruiz, los dos malagueños aunque afincados en Valdemoro por su profesión de Suboficiales Músicos de la Guardia Civil, y que gracias a todos los años y a su esfuerzo, cariño, guía y dedicación hacia mí, hicieron que caminara en la dirección adecuada en mi vida.  Después tuve la suerte de poder estudiar con dos GRANDÍSIMOS músicos, profesores, pedagogos, y mejores personas como fueron D. Pedro Iturralde Ochoa y D. Enrique García Asensio… A los dos los veía en la TV en blanco y negro de mi humilde casa en un pueblo de la provincia de Albacete cuando era niño (uno tocando su saxofón en TVE y el otro en su programa de «El Mundo de la Música») y los adoraba…y quien me iba a decir a mi entonces que años más tarde iba a ser alumno suyo y no solo eso, ser amigo de los dos hasta hoy en el caso de Enrique y hasta su triste fallecimiento en el caso de Pedro.»

Una curiosa anécdota

«Y una anécdota… yo fui uno de los pioneros en mi pueblo en la elección de dedicarme profesionalmente a la música. Por entonces la sociedad rural por estas latitudes no aceptaba la música como profesión, si no, como complemento a un oficio y cuando me veían por la calle me preguntaban «pero tu que haces… a qué te dedicas?»…. Y cuando acabé el servicio militar, nos daban una cartilla militar (la famosa «blanca» por ser de ese color sus tapas) para pasar revisión todos los años. En el último año que tuve que pasar la revisión fui al cuartel de la Guardia Civil de mi pueblo… allí me atendió un Brigada bastante mayor (de los que se decía «Chusquero»), con bastantes malos modales, y empezó a preguntarme mis datos personales y escribirlos en un cuadrante que tenía en la mesa…cuando me preguntó «Profesión?» le dije: «Músico» y el hombre empezó a escribir y cuando había escrito «Mus…» paró…se giró hacia mí con enfado y me dijo: «Le he dicho profesión… usted será carpintero, fontanero, electricista…algoooo nooo?»…. Y yo incluso temiendo que si le volvía a decir músico la cosa iria a peores, pensé rápidamente y le dije: «Profesor de Música»…. entonces él estuvo unos segundos en silencio y finalmente dijo: «Eso es otra cosa, señor…»….Con lo cual tachó lo que había escrito de «Mus…» y puso Profesor de Música….él se quedó conforme y yo salí airoso del trance. jajajajajajaja»  

Un bucle difícil de romper

«La música como todas las artes y desde que yo recuerdo siempre ha tenido muchos problemas. Por poner algunos ejemplos, – Desde el punto de vista educativo, nunca entendí porqué se devaluó y se fraccionaron tanto los estudios del extinto Plan de 1.966 con la LOGSE y todos los nuevos planes educativos, como tampoco entendí porque se eliminó la Enseñanza Libre que era un gran desahogo para los conservatorios y permitía estudiar oficialmente a los alumnos cerca de sus localidades, etc…..   – Desde el punto de vista laboral y artístico, cada vez hay menos sitios o entidades en las que los jóvenes puedan entrar a tocar profesionalmente…y siguen teniendo que buscar su futuro laboral como profesores para formar a músicos que a su vez se tendrán que hacer profesores, creando un bucle difícil de romper.»

No hay nada comparable a tocar un instrumento

«Decirle a los más jóvenes que si les gusta la música y tienen vocación hacia ella, no cesen en su empeño, ni en su decisión y que aunque es un camino largo (hay que estudiar mucho y nunca se termina de aprender….) y a veces con muchos sinsabores y competitividad, no hay nada comparable a coger el instrumento y comenzar a tocar… Ese momento no se puede comparar por ningún otro… ¡¡¡ Así lo he sentido toda mi vida. !!!»

«Daros las GRACIAS a tí, Manoli y también a Ramon, por invitarme a hablar un poco y mostrar una pequeña parte de mi humilde existencia como persona y músico y sobre todo por la labor que haceis hacia las Bandas y la Música en las Redes y en ese mítico «Radio Banda» desde hace tantos años. UN FUERTE ABRAZO  y ¡¡¡ VIVA LA MÚSICA Y LOS MÚSICOS !!!»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí