JOSÉ LUIS PÉREZ VESES. PRESIDENTE DE LA BANDA PRIMITIVA DE LLÍRIA.

0
130

Con José Luís Pérez Veses comenzamos a dar voz en esta sección a aquellas personas que trabajan por las sociedades musicales. José Luís es presidente de la Banda Primitiva de Lliria desde julio del 2018. Gracias al trabajo de personas como él y a sus respectivas juntas directivas, las sociedades marchan hacia adelante. El conjunto del trabajo de todas esas personas es básico para que una banda pueda funcionar en todos y cada uno de sus aspectos.


Han sido años complicados
“Hemos pasado demasiadas cosas en tan poco tiempo…, entre muchas de ellas, nuestro bicentenario, ya que cumplimos 200 años en 2019.
Los años 2020/2021 fueron años demasiado complicados, sobretodo para la escuela de música y las agrupaciones (banda sinfónica, banda juvenil, orquesta, coro, teatro). Gestionar todo ello en tiempos tan complicados no nos ha resultado nada fácil, aunque somo una junta directiva muy numerosa de 21 componentes en los que puedes delegar muchas funciones. yo ejerzo el cargo de presidente, pero dentro de cada una de las agrupaciones hay un vicepresidente que se encarga de su gestión. A ello se le suma la parte social, económica, escuela… somos un gran grupo de trabajo.
Una sociedad con 1000 socios es difícil de gestionar, pero con ganas e ilusión se lleva hacia adelante. Aunque no somos nosotros los que tenemos que valorarnos, sino los propios socios.
Mantener una Banda como la Primitiva en el ámbito del territorio valenciano y fuera de este, a nivel nacional e internacional, conlleva mucha dedicación, pero para eso estamos aquí, para llevar a cabo ese trabajo.
Durante este mes de noviembre, aprovechando las actividades y actos de Santa Cecilia, hemos inaugurado una nueva sala de trofeos. Hemos querido darle un nuevo impulso, intentando que sea un espacio en donde aparte de nuestros premios también se muestre nuestra historia, una sala dinámica, amena en la que no solo disfrutemos los que pertenecemos al “clarín”, sino que todo el mundo pueda saber todo lo acontecido durante estos 200 años de historia.
El concierto de Santa Cecilia de este año coincidió con el “Día de la Fiesta de la Música” organizado por la Diputación y lo realizamos en nuestra sala de conciertos.
La gran joya de la sociedad es nuestro teatro. Fue construido con el esfuerzo de nuestros antepasados en 1950 . Para aquellos que no conocen nuestras instalaciones invitarles a verlo para que realmente puedan saber como es.


Los niños no sólo aprenden música, sino también valores
En cuanto a nuestra escuela, es de Grado Elemental, en donde se realizan los cuatro cursos de este grado. Lo que se intenta realmente es que los niños aprendan no solamente música, sino muchos otros valores. El aprendizaje musical tiene esa ventaja, el poder aprender valores intergeneracionales, pues en las bandas de música te puedes encontrar desde niños hasta gente muy mayor y entre todos se ha de trabajar en conjunto para poder mostrar la gran excelencia musical de la que hemos hablado antes. Convivencia, respeto… son fundamentales para formar la vertebración que hemos ido formando las sociedades musicales a través de generaciones. Todos los que hemos pasado por las escuelas de música hemos ido generando el orgullo de pertenecer a unas instituciones que están colaborando y mucho en la labor cultural que es la base de toda la Comunidad Valenciana. En 1888 ya estábamos ahí, eso es fundamental e importante. Somos una sociedad que llevamos 200 años de vida, no la cantidad de años es importante, sino el trabajo del día a día con el que hemos conseguido mantener un nivel de excelencia.


Llíria apuesta por las composiciones de música de banda
Para que el conjunto de los músicos pueda realizar ese gran nivel en los conciertos y más todavía en estos tiempos, nosotros apostamos por los compositores dedicados a componer música exclusivamente para banda. Actualmente hay muchísimos y La Primitiva apuesta por ellos, por esas composiciones, pues la música de banda no es menos que otro tipo de expresiones musicales, tiene su faceta, su público… nuestra agrupación siempre lo ha demostrado en este aspecto, el nivel de música de banda por excelencia y en ello hemos de seguir trabajando porque creemos en este estilo de música.


Ser presidente de La Primitiva es todo un orgullo. Pertenecer al “clarín” es más que un sentimiento

Ser presidente de una institución de la que todos los “clarineros” llevamos en el corazón, para mí es todo un orgullo, ser representante de estos músicos, de estos socios que somos todos uno ante la Primitiva. Algo curioso es nuestro listado de socios, tenemos uno especial que se compone de los fallecidos. Sus familiares quieren que sus antepasados sigan perteneciendo a la entidad y siguen haciéndose cargo de la cuota correspondiente. Mis antepasados ya ejercieron cargo de presidente, entre ellos mi bisabuelo y mis tíos abuelos, ya me viene de sangre y esta es una forma de que siga perteneciendo a la entidad. Yo no soy músico, pero mis hijos sí lo son y noto ese sentimiento de forma directa. En Lliria pertenecer a la Banda del “clarin” es algo muy importante, se podría decir más que un sentimiento…


En el lado oscuro siempre está la parte económica
En cuanto a los problemas que pueden surgir, siempre aparece la parte económica, este es el lado oscuro de cualquier sociedad. Siempre hay que estar mirando hasta el último euro, dónde y cómo utilizarlo. Nuestras necesidades son muchas y aportamos a nuestro presupuesto lo que tenemos, algo complicado porque a veces no puedes hacer aquello que quisieras. Las limitaciones económicas siempre complican el día a día, pero ahí estamos nosotros para ello, dentro de nuestras posibilidades, invirtiendo lo que tenemos, haciendo lo que pensamos que es mejor. Si tuviésemos más, pues más gestiones se podrían hacer, nos vamos conformando, seguimos trabajando para que esta sociedad se sostenga con los recursos más importantes como la escuela, en la que nos gustaría ayudar mucho más a nuestros alumnos en instalaciones. Año a año vamos invirtiendo e intentando mejorar. Lógicamente, el mantenimiento del teatro también es muy costoso. Todo esto podría ser la parte más negativa y problemática.


Contamos con buen apoyo institucional
En cuanto al apoyo institucional tenemos mucho que agradecer al ayuntamiento, tenemos un convenio, más bien…contraprestación, pues es a cambio de ciertos servicios, actuaciones. En resumen, tenemos una buena sintonía con ellos, entre las dos partes trabajamos conjuntamente bien, estamos satisfechos de su colaboración. Si hablamos de otro tipo de apoyos sería interesante el traspasar más allá de nuestras fronteras, ya que tenemos bandas muy emblemáticas que fuera de Europa responden a un buen nivel. Mover una banda de estas características con 140 músicos es muy costoso, muy complicado y creo que el apoyo institucional en ese aspecto sí debería ser mayor para conocer el gran nivel musical que tenemos en nuestro territorio.


Las bandas de música han de adaptarse y conjugarse con otras alternativas actuales
El panorama actual, desde mi punto de vista de presidente veo que estamos apostando más por las bandas de música en general, nos vamos adaptando al día a día, a las nuevas formas de vida de los músicos. Todos sabemos que las situaciones personales de la gente no es la misma que hace unos años, ya no somos la prioridad y hay que adaptarse a ello. Músicos, socios, profesores, instituciones hemos de ser realistas para poder ir colaborando y que las bandas de música sigan siendo la vértebra de nuestra Comunidad Autónoma. El futuro es alentador, pero hoy en dia se compite con otras actividades y hemos de adaptarnos a ello. Pertenecer a una banda de música es importantísimo, todavía existe ese sentimiento, por lo menos aquí en Llíria. A pesar de no ser músico, sí pasé por la escuela de La Primitiva hace 50 años y creo que el sentimiento de que nuestros hijos pasen, todavía existe, aunque para los niños existan hoy en día otras alternativas. Eso es lo que hay que hacer, intentar conjugarlas todas para que las escuelas de música no estén en peligro.
Cultural e intelectualmente aprender música mejora muchísimo la capacidad celular. El estudio musical abre
la mente para otro tipo de estudios. Además se une la convivencia, por ejemplo en la banda juvenil esto es importantísimo y fundamental. Nosotros hemos viajado a París a Eurodisney con ellos, en el desfile, la cabalgata que se hace delante de los personajes de Disney. Esto fue una experiencia maravillosa. Durante una semana estuvieron conviviendo y se lo pasaron en grande. Ello se traslada en el día a día a Llíria y se refleja en la banda totalmente.
La pandemia supuso la complicación de la convivencia en la calle y esto nos afectó mucho, pues el público quería música en la calle y esto no podía ser. Las escuelas se tuvieron que adaptar a la tecnología y no fue del todo bueno. Las bandas hicimos nuestra labor de la mejor manera posible. Dos años sin actividad, pero de nuevo volvemos a estar activos.


Las bandas son la seña de nuestra identidad. Todos los pueblos merecen tener una

Como presidente pienso que todas las sociedades musicales sigamos apostando por nuestras señas de identidad que son las bandas de música. Desde principios del siglo XIX hasta la actualidad surge la necesidad de tener la música en la calle. Esta es una de las razones por las que aparecieron las bandas de música. A partir de ahí creo que todos los pueblos nos merecemos tener una, no solamente para la calle, sino para conciertos. La música de banda es tan importante como cualquier otra expresión musical, no es ni más ni menos que las orquestas o los cantantes; tenemos un espacio, un público, unas necesidades. Podemos convivir todas juntas, por eso todas las sociedades con sus directivos hemos de estar al frente de ellas, desde las más pequeñas hasta las más grandes han de seguir manteniéndose en cada pueblo. Miles de socios, miles de músicos formamos parte, por ello es importantísimo dar esa imagen de necesidad y de que formamos parte de la sociedad valenciana. Debemos de ir todos a una, somos la identidad, la reseña. No sabemos lo que tenemos hasta que no salimos de Valencia. Para nosotros es tan normal que muchas veces no nos damos cuenta ni apreciamos lo importantes que somos.

Actualmente estamos trabajando en nuestro legado histórico.

Actualmente, en La Primitiva estamos trabajando en nuestra historia. Tenemos mucha documentación y archivo por digitalizar. Queremos que todo esto sirva para generaciones futuras para que se conozca como ha sido la evolución de las sociedades musicales, sobretodo de La Primitiva. Hay mucho información por catalogar y estructurar, esta es una labor que estamos llevando a cabo. Nuestro archivo musical es un gran joya y en principio está bastante estructurado y catalogado, pero al histórico no se le ha dado tanta importancia a lo largo del tiempo y estamos trabajando en ponerlo al día. El maestro Manuel Galduf nos ha dado su archivo personal y estamos buscando un espacio para poderlo ubicar en la sociedad.”

Manoli Aracil


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí