HUI PARLEM AMB… REMIGI MORANT. (vicepresidente de la F.S.M.C.V.). APOSTANDO SIEMPRE POR LA EDUCACIÓN MUSICAL

2
968


Me encantaba la interpretación, pero no era mi mundo
«Mis inicios en el mundo de la música fueron en un coro de Ador, mi pueblo, en el que tocaba flautas dulces. Para mí era un hobby, pero necesitaba formación y me matriculé en el Conservatorio de Valencia (San Esteban, el único que había). Estudié clarinete por aquello de que se tocaba recto y no de través, como ocurre con la flauta. Coincidiendo con la finalización de mis estudios de Magisterio es cuando inicié los estudios de clarinete; primero el grado elemental y profesional y, tras una pausa, el superior. Mi profesor de clarinete, Luis Sanjaime, me invitó a entrar en la Banda de la «Sociedad Musical Instructiva Santa Cecilia» de Cullera, dado que en mi pueblo no había otra cosa que un contratista con un grupo de músicos. Lo que obtuve en esa sociedad musical no se puede explicar solo con palabras; mi agradecimiento se mantiene vivo después de tantos años. El grado superior de clarinete me hizo pedir la plaza de maestro de EGB en Barx (donde vivo desde hace más de 30 años), dado que Juan Vercher (catedrático en el conservatorio superior) dirigía su banda y también tenía una casa allí. Pero mi mundo no era el de la interpretación, aunque me encantaba y me encanta tocar el clarinete. En aquellos años se inició una campaña desde la Conselleria d’Educació, denominada «Música a l’Escola», campaña que dirigía Pasqual Pastor. Iba dirigida al profesorado de educación infantil, pero esa formación fue un éxito y la cursaba todo el profesorado de EGB, por tratarse de cursos muy vivenciales. Fui seleccionado como monitor y años más tarde, el programa se amplió con la especialidad de música de primaria (ocho años antes de que se crearan las plazas en el resto de España, todavía en tiempos de la EGB), con lo que me convertí en especialista de música. Después se crearon las 4 primeras plazas de asesor de música en la red de CEP (después CEFIRE) y gané en el concurso de méritos la de Gandia, plaza que comportaba todas las Comarcas Centrales (Gandia, Alzira, Xàtiva y Ontinyent). En esa época aprendí mucho, pues las posibilidades de aprendizaje eran magníficas. Estuve 15 años en la asesoría y en ese tiempo descubrí el mundo de la investigación en educación musical de la mano de Amparo Porta (Universitat Jaume I de Castelló) con un proyecto internacional de estudio de la banda sonora de la programación infantil de televisión. Realicé los cursos de doctorado en la Universidad Politécnica de Valencia y también empecé a dirigir escuelas de música, pues representaban un lugar magnífico para poner en práctica todo lo aprendido (Ador, Barx, Almoines, Benirredrà, Potries). Mi primer contacto con la FSMCV vino con la necesidad de llegar a más profesorado de escuelas de música en la parte cuantitativa de mi tesis doctoral, un estudio de las escuelas de música de las sociedades musicales valencianas. La FSMCV me ayudó y yo correspondí después, como asesor educativo de la misma a la hora de redactar el primer decreto de escuelas de música, publicado en 2013. La apuesta por la educación musical de la FSMCV era importante y eso me llevó a la vicepresidencia, cargo en el que todavía sigo ahora mismo. En el tiempo de asesor pude trabajar para diferentes editoriales en libros de texto de educación infantil, primaria y secundaria; otra fase de aprendizaje muy importante, que después de sirvió mucho a la hora de acceder a la universidad con una plaza de profesor asociado, para después de opositar a la de profesor a tiempo completo en el área de Didáctica de la Expresión Musical de la Facultat de Magisteri de la Universitat de València. Mi trabajo en la universidad comporta docencia e investigación; y en gran parte mi investigación está dedicada a la vertiente educativa de la FSMCV.»


Las tres vertientes de las Sociedades Musicales
«Las Sociedades Musicales Valencianas se sustentan en tres vertientes: social, educativa y cultural/artística. La educativa es la que las caracteriza a diferencia de otros movimientos asociativos en los que mayoritariamente la parte educativa recae en una escuela municipal (la mayor parte del resto de España). Los centros educativos dependientes de las sociedades musicales valencianas han cambiado bastante en los últimos años y los cambios han supuesto una mejora continua, adecuando su oferta educativa a las necesidades de la sociedad de la localidad, barrio o ciudad en la que se encuentran ubicadas. Estos cambios han permitido un incremento sustancial de las ayudas que reciben desde la administración educativa. No obstante, es necesario el reconocimiento como lo que somos, entidades educativas privadas que ofrecemos un servicio público que la administración no puede abordar y que además está gestionada por entidades sin ánimo de lucro y gestionadas por voluntariado. Aunque recibimos reconocimientos (BRL, BIC, Manifestación Cultural Representativa…), no siempre se ven reflejados en la realidad de nuestro movimiento asociativo, especialmente desde la vertiente educativa.
Un momento importante para nuestro colectivo fue la publicación del Decreto de Escuelas de Música (julio de 2013), un decreto que nació a propuesta de la FSMCV. Representó un punto de inflexión, al lograr que nuestro profesorado fuera reconocido para participar en la oferta formativa del programa de formación del profesorado de la Conselleria d’Educació y que la etapa infantil (Música y movimiento) pudiera ser impartida por maestros de la especialidad de música. Ahora mismo contamos con un nuevo decreto que también abre la puerta a las artes escénicas (danza, teatro y circo); e incluso la nueva ley de enseñanzas artísticas va más allá, con la incorporación de otras especialidades artísticas… Todo ello supone un enriquecimiento para nuestros centros educativos, un mundo de posibilidades que podremos abordar, si nos es posible.»


Un movimiento que perdura más de 200 años

«Debemos tener claro que nuestro movimiento ha perdurado a lo largo de más de 200 años y debemos hacer todo lo posible por asegurar su continuidad y salvaguarda. También tenemos la responsabilidad de su mejora continua en todos los ámbitos… Y esto es algo que debemos hacer entre todos


«Muchas gracias por permitirme participar en este ciclo de entrevistas.»

Manoli Aracil



2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí