HUI PARLEM AMB… PAULO MARTINS

0
729

«Hola a todos, como la gran mayoría de los instrumentistas de mi época en Portugal, comencé a estudiar en la Banda Filarmónica de mi tierra y más tarde tuve que dejar a la familia para estudiar en el Conservatorio de Música de Oporto, donde terminé los estudios de saxofón.

Como en esa época todavía no había curso superior de saxofón, decidí aprender fagot, obteniendo la licenciatura de la Escuela Superior de Oporto en donde proseguí con mis estudios en “Hochschule für Musik Karlsrude”.

Entretanto, ya dirigía de forma amateur y sentía necesidad de profundizar mis conocimientos en el área de la dirección, por eso me fui a estudiar al Conservatorio de Maastricht con el maestro Jan Cober.«

Llegúe tarde a un concierto y me confundieron con un solista

«En el mundo de la música siempre tenemos historias graciosas. Una de las que me acuerdo especialmente fue en un concierto en Macau donde la Orquesta Sinfónica de Oporto, en donde no me informaron del horario del concierto y cuando la orquesta estaba en el escenario yo todavía no había llegado. Cogí un coche a todo velocidad y cuando entré en el escenario, el público comenzó a aplaudir pensando que era el solista.»

Los profesores todos han sido especiales

«En cuanto a profesores, de una forma u otra, todos han sido especiales, de todas formas, el que más me marcó la vida aprendiendo fue mi último profesor de fagot, Gunter Plitznmaier y el maestro Jan Cober, tal vez porque cuando estudiaba con ellos, ja tenía otra madurez y nivel de comprensión.»

El mundo de la bandas es muy exigente y con mucho trabajo. Los apoyos son muy pocos

«El mundo de las Bandas de Música es muy difícil, exige mucho trabajo y persistencia por muchas consecuencias, muchas veces, las bandas tienen que hacer mucho trabajo y hay mucha competitividad, algo que para muchos no es nada atractivo, sobretodo después del periodo de pandemia cuando las personas se habituaron a quedarse en casa.

En Portugal, en el mundo de las bandas, los apoyos son muy pocos y en consecuencia, muchas veces, las bandas tienen que hacer mucho trabajo poco merecido y nada reconocido artísticamente, no adecuado, tocar mucho por la calle y las fiestas de pueblos, incluso en verano (a veces sin condiciones) para poder sobrevivir económicamente. Sería importante que hubiera una política con mayor apoyo hacia estas instituciones que son los grandes pilares de nuestra cultura.»

Hacer música es un privilegio

«A los más jóvenes es importante dejarles el mensaje de que para tener resultados es necesario trabajar mucho, sobretodo hacia la música de forma seria, (independientemente de si quieren ser profesionales ). Hacer música es un privilegio y un gran placer a todos los niveles.»

Asociación Recreativa Musical Amigos de Branca (ARMAB)

«Me gustaría aprovechar este espacio para hablar un poco del serio trabajo que hacemos en Portugal en el mundo de las Bandas de Música, en particular de ARMAB (Asociación Recreativa Musical Amigos de Branca) que ya dirijo casi 20 años.

Está compuesta por profesionales y amateurs que trabajan ya muchos años conmigo y me han proporcionado grandes momentos artísticos, desde conciertos hasta fiestas populares y grandes salas de concierto y concursos. Sobre los concursos abro un paréntesis para decir que son muy gratificantes, desafiadores y motivantes.  Por ello quiero hablar sobre la organización española, creo que se debería hacer una reflexión sobre la seriedad de los mismos. Cuando existen criterios de puntuación definida, no veo acertados que por ejemplo, el criterio de afinación, sonoridad o técnica que un miembro del jurado puntúe como media un 6 y otro como 9, no haya unas puntuaciones finales con diferencia de más de 20 puntos entre ellas.  Esto pone en duda la seriedad y el descrédito de personas y organizaciones de los propios concursos que no tienen en cuenta la motivación de las sociedades participantes. Los concursos de nivel internacional deberían ser en primer lugar una gran celebración musical donde todos queremos estar y participar y no momentos de controversia e injusticia. Cuando nos proponemos participar como en este caso ARMAB , el gran objetivo no es ganar siempre,, sino sentir que nuestro trabajo ha sido honrado y valorizado y eso no siempre sucede. Espero sinceramente que se tenga en cuenta para que las bandas extranjeras no dejemos de participar porque la inversión es muy grande.

Gracias por dejarme dar a conocer un poco nuestro trabajo, seguramente volveremos a vuestro país, en especial a vuestra Comunidad Valenciana que tanto adoro y donde tengo grandes amigos que me hacen sentir siempre en casa.»

Manoli Aracil

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí