ANDRES VALERO CASTELLS. APASIONADO EN COMPOSICIÓN Y DIRECCIÓN

1
294

Andrés Valero-Castells, compositor, director, catedrático del Conservatorio Superior “J. Rodrigo” de Valencia, y Académico numerario de la Academia de la Música Valenciana. Nos es imposible nombrar o escoger entre sus numerosos éxitos que componen su curriculum.
Entre sus galardones y titulaciones, ocho son oficiales de Conservatorio, y Máster (D.E.A.) en la Universidad; ha dirigido como invitado las mejores bandas profesionales de España, y también algunas orquestas profesionales. Director Titular de la Banda Municipal de A Coruña. Compositor con diversidad de premios. Ha escrito más de 100 obras, entre ellas 7 sinfonías. Su música se ha grabado en más de 100 discos por todo el mundo.


Sus dos pasiones : la Composición y la Dirección

« Mi vida está centrada de forma total en la música. Me inicié muy pequeño, gracias a la tradición que había en mi familia (mi padre y mi abuelo fueron músicos aficionados), y mis dos hermanos y yo nos dedicamos profesionalmente a la música gracias a los esfuerzos titánicos de mis padres por darnos todo lo necesario para ello. Así que empecé de manera muy natural, desde muy pronto tuve claro que quería dedicarme a la música, mi primer sueño fue ser trompetista, después también pianista, la composición empezó a interesarme en la adolescencia, ahí descubrí un mundo que me sedujo y me atrapó por completo, y la dirección me interesó más tarde, pero cuando la descubrí se convirtió en mi otra pasión, a parte de la composición. En ciertos entornos familiares no se apoya lo suficiente el estudio de la música sin embargo en mi caso fue al contrario, de hecho empecé la carrera de Derecho, y mi padre fue el primero que me hizo ver que eso me quitaría tiempo para profundizar más en la música.


Me gustaría vivir varias vidas para poder desarrollar todo lo que me place
· Respecto al desarrollo de mi carrera, me gustaría vivir varias vidas para desarrollar todo lo que me place, pero no es posible. Echo de menos tocar la trompeta, echo de menos no haber continuado desarrollándome como pianista, empecé a estudiar percusión y no seguí por falta de tiempo, también me gustaría dominar la guitarra eléctrica, y no la toco en cuanto apenas. Escribir sobre música también me estimula mucho, pero excepto algún libro y algún artículo, tampoco tengo tiempo para más. La verdad es que el contrapeso de todo eso es haberme dedicado en cuerpo y alma a la composición, y también a la dirección. En los últimos 25 años han sido mis dos actividades principales, además de ejercer la docencia. En todo caso, como la dirección me llegó más tarde, volqué más esfuerzos en la composición, presentándome a concursos, formación de posgrado, etc. Visto con perspectiva, quizás debería haber apostado un poco más por la dirección, sin embargo si el equilibrio de mis actividades no fuera el que ha sido, no habría desarrollado mi carrera como compositor de la misma forma. Así que doy por buena mi trayectoria artística y vital, para estar donde estoy en la actualidad, que es donde siempre quise estar. No obstante, algo que cambiaría es no haber vivido en el extranjero, he estado por casi toda Europa pero siempre viajes cortos, no de residencia. Por una parte, en mi época de estudiante no existían los programas Erasmus como ahora, ni había las mismas facilidades. Por otra, debido a la globalización y a internet, tampoco me ha preocupado demasiado no salir de Europa físicamente, puesto que mis partituras sí lo han hecho, y tanto. A parte de haber sido premiado, editado, grabado e interpretado por todo el mundo, te contaré como anécdota que durante un curso fui profesor de la Universidad Don Bosco de El Salvador, o jurado del Premio Nacional de Música de Colombia, todo ello por videoconferencia. En lo que sí me siento muy satisfecho es en haber tenido la suerte de aprender de grandes maestros que siempre me ayudaron y fueron mi modelo: Ramos, Balada, García Asensio, Galduf, Cifre, Campos, Vives, Tamarit, Talens, o López Artiga entre otros, un lujo.
«


Actualmente estoy donde siempre he querido estar
«En la actualidad, como te decía estoy donde siempre quise estar. Aunque empecé mi trayectoria laboral hace ya 30 años como profesor de trompeta en el Conservatorio de Soria, estuve matriculado en el Conservatorio Superior de Valencia hasta el año 2003, en el que acabé la carrera de Dirección de Orquesta, y al curso siguiente ya empecé a trabajar en la cátedra de composición en el mismo centro, primero en comisión de servicios y después en propiedad, excepto cuando viví en A Coruña por ser nombrado Director Titular de su Banda Municipal (2014-15). Además de atender mis clases, y puntualmente alguna conferencia, clase magistral o similar, mi tiempo lo ocupa mayormente la composición. Hace escasas semanas concluí mi Sinfonía nº 7 “Mediterraneum”, por encargo de la Casa Mediterráneo de Alicante. Si todo va según lo previsto en breve anunciaré su estreno para el próximo enero. Se trata de una obra para orquesta grande de 40’. En este mismo momento he acabado la edición crítica y digitalización de “En un vasto dominio” de mi querido maestro Ramón Ramos, y paralelamente estoy trabajando en un par de obas de música de cámara. A corto plazo el proyecto que más me ilusiona es el estreno de la versión completa de banda de mi Sinfonía nº 3 “Epidemia Silenciosa”, con la Banda Municipal de Barcelona bajo la dirección del maestro y amigo José Rafael Pascual-Vilaplana, el próximo 12 de febrero. En cuanto a la dirección, desde que volví de A Coruña me convertí en free-lance, dirigiendo únicamente como invitado. A ver, si ahora mismo la Banda Municipal de Valencia quisiera que yo fuera su director por un tiempo, firmaba con los ojos cerrados, pero eso no depende de mí, y lo veo difícil. Así que cuando me ofrecen invitaciones, si puedo y me apetece lo hago muy gustosamente. Cuando he tenido que preparar algún concierto como director, invierto las horas de dedicación, y compongo menos, naturalmente. En 2021 por ejemplo, dirigí la Orquesta ADDA Sinfónica, la Banda Municipal de Santiago, los ensembles de Xacobeo Clarinet Fest, o la Banda La Armónica de Buñol, como conciertos más importantes. Sin embargo en lo que llevamos de 2022, solamente he dado un concierto con la Banda Municipal de A Coruña, por cierto dirigiendo desde el piano. Además de colaboraciones puntuales, como dirigir un ensemble en el Festival Brassurround de Spanish Brass (en la presentación de nuestro CD), dirigir el estreno de mi 2º pasodoble “Manolo Vila García” con El Litro de Buñol, dirigir al Quintet Verger y al solista Ausiàs Garrigós en la grabación discográfica de mis “Stravinskianas”, o dirigir dos piezas en el homenaje que me hicieron en la banda La Paz de Siete Aguas. Al final es cuestión de organizarse bien, y disfrutar haciendo aquello que a uno le gusta. Habrá quien en su tiempo libre le guste ir al gimnasio por ejemplo, yo desde que me compré un magnífico piano de cola, siempre que tengo algún ratito allí es donde voy. Los único hobbies que practico es hacer puzles, ir al cine, y ver carreras de coches y motos. Estoy todo lo que puedo con mis dos hijos, también con mis hermanos y trato de conservar las amistades; todo lo demás es música desde que me levanto hasta que me acuesto, incluso mientras duermo es más que posible que sueñe musicalmente, jajaja. «


Sobre el panorama musical…. me alegra, me preocupa, me enfurece, me entristece…
«Sobre mi punto de vista del panorama musical actual valenciano, me alegra que después de la pandemia se estén recuperando muchas actividades de todo tipo; me alegra que la oferta formativa sea cada vez mayor y más variada; me alegra que las obras del Palau vayan en marcha; me alegra que a pesar del mp3 todavía se graben discos; y me alegra por ejemplo que cada vez haya más y mejores músicos en todos los ámbitos. Sin embargo me preocupa la situación de la Banda Municipal de Valencia con el año bochornoso que llevamos; me apena que a pesar de las promesas la Academia de la Música Valenciana no cuente todavía con una sede propia; me preocupa una cierta corriente instalada en alguna institución que tiene una visión supremacista, sectaria, elitista y parcial de la música contemporánea; me enfurece que en una convocatoria pública para artistas se concedan puntos a priori por el hecho de haber nacido mujer (y te aseguro que NO soy machista); y me entristece por ejemplo que la televisión pública siga sin prestar la atención debida a la rica actividad musical valenciana. Podría seguir, pero creo ya he dejado un par de titulares jugosos.»
Un abrazo y muchas gracias.


Manoli Aracil

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí