Adda Simfònica ofrecerá hasta 20 conciertos al año y estrenará en diciembre del 18

0
346
César Sánchez, centro, acompañado de Josep Vicent y César Asencio.

 La Orquesta de la Diputación de Alicante, la ADDA Simfònica ya es una realidad en marcha. César Sánchez la ha presentado en compañía de su director, Josep Vicent, y del diputado César Asencio, calificándola como “el proyecto cultural más importante de la legislatura, sin género de dudas”.

Los números justifican la ambición con la que arrancan. Este año contarán con 900.000 euros para ello, en una ampliación de presupuesto que se aprobará en junio. En 2019 han anunciado que pretenden subir a dos millones de euros. Con ese dinero se incluye los sueldos de los 43 músicos con los que empezarán y de las, aproximadamente, 60 becas de formación que se entregarán.

El apartado pedagógico es una característica que ha subrayado el presidente de la Diputación. Las 60 becas mencionadas están pensadas para los “músicos de la provincia de Alicante”. ¿De qué manera? “Firmaremos convenios con todas la bandas para que de manera anual haya unos procesos de selección y que los jóvenes que reúnan características mínimas puedan a acceder a ella”.

El talento del territorio

Josep Vicent, que además de ser director artístico del ADDA lo será de la nueva formación, ha considerado que esta “línea de trabajo permite tender puentes y reforzar el talento del territorio”. Se ha encargado de puntualizar que con las becas no se pretende convertir a los intérpretes en miembros de la orquesta “pero se creará una colaboración para cuando se les necesite”.

Ejemplo de esa relación se podrá ver en la sinfonía número 7 de Shostakovich, Leningrado. Esta pieza se representará el 14 de abril del año próximo en el ADDA y Josep Vicent ha explicado que es “difícil de poner por la cantidad de músicos que es necesaria”. Estrenada durante el cerco de la ciudad rusa en la segunda guerra mundial, para tocarla se reunió a todos los músicos que estaban disponibles en ese momento. Se necesita un centenar de ellos para hacerlo en la actualidad, de ahí que “ese día la gran mayoría de los becarios estarán”.

Las becas, ha detallado el diputado de Cultura, estarán valoradas entre los 6.000 y los 9.000 euros. El tope que se han marcado conceder para la temporada 2018/2019 es de 60. con esto, Sánchez ha asegurado que “su configuración es singular y única que hace compatible lo profesional con las becas”. Además cumple otro objetivo, “todos los talentos musicales, desde el pueblo más pequeño hasta la más grande, podrán acceder a este ambicioso proyecto”.

El proceso de selección de los músicos ya está en marcha, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia. Josep Vicent ha estimado que será en septiembre cuando esté definida su formación y se sepa la composición final de la misma. Y el 14 de diciembre cuando se estrene oficialmente. Lo hará con la quinta sinfonía de Beethoven y la cuarta de Chaikovski. Como ha dicho Josep Vicent, cuando suenen los primeros acordes de la quinta serán los de la llamada de la Adda Simfònica.

¿Internacional?

Adda Simfònica nace con vocación de expansión internacional. De la misma manera que Fogueres se convierte en un reclamo turístico, la orquesta se pretende que también atraiga visitantes. Hasta tres veces ha insistido Sánchez en esa idea: “No queríamos una sinfónica de este edificio, queríamos que fuera la sinfónica de la provincia, que tuviera un contacto emocional y que viajara por el mundo”.

Para que la música alicantina viaje de esta forma por los grandes auditorios aún habrá que esperar. “Hay plazos que cubrir”, concede el presidente, “pero mi mayor sueño es ir a París, Londres a Milán a verla en un gran concierto”. “Y hoy puede sonar lejano pero estamos dando pasos para que eso ocurra y será nuestra principal carta de presentación”, ha añadido.

Creada en un plazo muy corto, Josep Vicent ha recordado que “cogido el testigo de la creación” de las manos de Sánchez, “esto lleva tiempo”. Por eso, aunque reconoce que “ya ha habido conversaciones [con otros auditorios], no me gusta hablar antes de comprar el pan”. Así que “tenemos que nacer, crear credibilidad y eso es a medio plazo y necesitará un poco de tiempo”.

El plan

Lo que tienen ya definido es el plan de puesta en marcha. Dentro de la temporada sinfónica, que también se ha presentado en esta jornada, ADDA Simfònica participará en seis conciertos de los dieciséis previstos entre este octubre de 2018 y mayo de 2019. Según ha adelantado Josep Vicent, la idea es que la formación haga entre quince y veinte actuaciones anualmente.

Un programa de carácter pedagógico, con espectáculos dirigidos al público infantil que harán en colaboración con ETC Teatre, incluiría piezas como La caja de los juguetes, Pedro y el lobo, y El sueño de una noche de verano. Otra área sería la de eventos como el día de la guitarra o la actuación en los premios Azorín.

La última parte sería la de girar por diferentes recintos de la provincia y fuera de ella. “Se visitará otros auditorios, de todos los colores, con la condición de que tengan la calidad mínima”, ha puntualizado el director.

“Queremos que sea nuestra bandera cultural y que detrás pueda haber intercambios y encontrar nuevos turistas e inversores”, ha concluido César Sánchez, “la cultura será la bandera que la Diputación llevaŕa por toda Europa y todo el mundo”. Una labor que “no está exenta de dificultades pero la vida es así y vale la pena trabajar y que la cultura sea el instrumento para que se modernice nuestra oferta turística más allá de sol y playa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here