SAPS QUI ERA… GEORGE BRIDGETOWER?

0
383

George Bridgetower se le conocía como el “violinista negro”. El motivo de su fama fue debido a la inspiración de Beethoven hacia él con una de sus sonatas, la Sonata Kreutzer.

El violinista fue un niño prodigio, muy carismático, pero como tantos otros, se desvaneció en la historia y más todavía por sus orígenes africanos, pues el racismo predominó de forma muy influyente en él.

Bridgetower conoció a Beethoven en la época desesperada del compositor, convirtiéndose en el compañero de juergas y tabernas. Eran los últimos años de Beethoven, la época desesperada que le causaba un irritante humor a causa del aumento de su sordera. De hecho, después de componerle esta sonata la retiró, al igual que hizo con Napoleón en su Tercera Sinfonía. Es evidente que a Napoleón no le eclipsara este hecho, pero sí al joven violinista que quedó relegado en la historia como tantos otros músicos de color, no apreciados por la sociedad.

En realidad, era mestizo, pues su madre era polaca. Su padre era su gran promocionador , con una gran facilidad de hablar en multitud de idiomas, un gran don de palabra, lo que hacía impulsar la carrera de su hijo de forma atrayente, pues narraba la historia de sus antepasados , describiendo las raíces como que provenían de príncipes africanos. Todo aquello gustaba a las gentes y se extendía en popularidad.

 No está claro como la familia llegó a Polonia, pero se supone que estuvieron al servicio de una familia noble de Austria. El joven violinista trabajó como paje del príncipe Nikolaus Esterhazy , amante de la música, con una propia orquesta en donde Haydn era compositor de la corte, el cual, no dudó en promocionar al joven que con 7 años ya había actuado ante el emperador José II.

Su padre, a pesar de tener un segundo hijo (violonchelista), siempre quiso promocionar a George, lo anunciaba como “el joven negro de las colonias”, incluso vestían túnicas, ropa oriental.

Marcharon a Inglaterra, en donde consiguió que actuara ante el Príncipe de Gales, Jorge III y la reina Carlota, los cuales patrocinaron algunos de sus conciertos.

Con el tiempo, la gran promoción de su padre se convirtió en perjudicial por sus malas y exageradas formas de presentación, llamadas de atención, abuso de alcohol, juegos, maltratos…fue repatriado a Alemania y George con tan solo 12 años, quedó bajo el cargo de la protección del príncipe, el cual le favoreció en su aprendizaje facilitándole clases con los mejores músicos de Londres, tanto en violín como piano y composición. Se convirtió en uno de los mejores violinistas, ejerciendo el primer papel de la Orquesta del Príncipe de Gales. En su vuelta a Viena fue invitado a interpretar los cuartetos de Beethoven por uno de los mecenas del gran genio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí