La Rusia sinfónica en Castelló con Bram Sniekers

0
197


La Simfònica de Castelló interpretará sinfonías de Borodin y Kalínikov bajo la dirección de Bram Sniekers

El próximo domingo 21 de marzo la Orquestra Simfònica de Castelló ofrece un concierto bajo la batuta de Bram Sniekers. La cita tendrá lugar en el Auditori i Palau de Congressos de Castelló a las 19:30.

En la primera parte la Simfònica interpretará la Sinfonía núm. 2 en si menor de Alexander Borodin, compositor ruso que formaba parte del grupo de “Los Cinco” (Могучая кучка) establecido entre 1856-1870 en San Petersburgo junto a Mili Balákirev, César Cuí, Modest Músorgski y Nikolái Rimski-Kórsakov con el objetivo de reivindicar un estilo musical propiamente ruso, con evocaciones de la música tradicional y popular rusa, que no imitase los cánones de la música europea del momento. Borodin ejerció como médico y químico, pero en sus horas libres se dedicó de lleno a la composición y práctica musical. Comenzó a escribir su segunda sinfonía hacia 1869 pero no la terminó hasta 1873, años en los que también estuvo escribiendo la partitura para su Príncipe Ígor.
Cuando en el otoño de 1876, la Sociedad Musical Rusa mostró interés por interpretar la nueva sinfonía, Borodin descubrió que había perdido la partitura orquestal de sus últimos movimientos —y también su primera Sínfonía completa—, por lo que los reorquestó de nuevo para el estreno que finalmente fue en marzo de 1877.
Rimsky-Korsakov escribió en sus memorias que el sonido de esta sinfonía había surgido de la influencia de las conversaciones del grupo sobre orquestación, pero que en el resultado se evidenciaba una desmesurada pesadez del viento-metal, por lo que años después Borodin realizó unas últimas enmiendas. Con todo, la obra responde al retrato de la antigua Rusia que tenía el compositor en mente: una reunión de guerreros o príncipes rusos se evoca en el primer movimiento, Allegro Moderato; en el tercero, Andante, se evoca un bayan o bardo mítico eslavo; y en el cuarto, Allegro, una jubiloso banquete celebrado por héroes con el sonido del gusli.

En la segunda parte del concierto la Sinfònica dará vida a la más famosa partitura escrita por el también compositor ruso Vasili Kalínnikov (1866-1900), su Sinfonía núm. 1 en sol menor. Comenzó a escribir su primera sinfonía en marzo de 1894 y terminó exactamente un año después, en marzo de 1895: no solo escribió la partitura, sino que también la reescribió en varias copias con ayuda de su esposa. Durante estos meses, el compositor se enteró de la incurabilidad de su enfermedad, la tuberculosis, que, unos años más tarde, lo llevó a la tumba. Sin embargo, su condición no afectó en absoluto el carácter de su música, compuesta con talento y con una gran sinceridad en la obertura y una rica expresión de sentimientos líricos. No obstante, Rimsky-Korsakov opinaba antes de su estreno: «Tiene talento, pero no sabe nada y escribe sucio de manera armoniosa y contrapuntística». Sin embargo, obtuvo un éxito absoluto cuando se estrenó dicha sinfonía en 1896 en Kiev y fue muy aplaudida porque condensaba la esencia y el vigor de la vida y naturaleza rusa hasta tal punto que se dice que inspiró más tarde la composición del Himno de Rusia.
Las entradas del concierto se pueden adquirir en el Auditori i Palau de Congressos de Castelló o en instanticket.es.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí