La Orquesta Sinfónica de Galicia homenajea a Mozart, en el Círculo de las Artes de Lugo

0
172

La Orquesta Sinfónica de Galicia homenajea esta semana a Mozart, tocando su música en el concierto que celebrará en el Círculo de las Artes de Lugo hoy viernes a las 20.00 horas.

La orquesta interpretará los dos últimos conciertos para violín y orquesta de Mozart: en primer lugar el Concierto para violín nº 4 en re mayor, KV 218, que será seguido por el Concierto para violín nº 5 en la mayor, KV 219.

El Concierto nº 4, KV 218 -con un claro aroma boccheriniano- lleva en sí la esencia misma de la música de Mozart, está lleno de inventiva, sensualidad y brillantez y es un gran ejemplo del magnífico sentido mozartiano de la simetría Su Andante Cantabile central viene a ser una preciosa serenata amorosa, con una intensidad lírica que deja ver bien a las claras su profunda vocación operística. Los tiempos extremos son de una gran riqueza de pequeños episodios que se suceden sin descanso ni interrupción.

En el Concierto nº 5, “Turco”, cobra todo su esplendor la capacidad de innovación, sencillez de escritura y viveza unida a la profundidad expresiva. La introducción por la orquesta del Allegro Aperto inicial parece detenerse arrobada al vislumbrar la belleza de la entrada del violín solista. El Adagio semeja por momentos una sinfonía y el Rondó en tiempo de minueto que cierra la obra, contiene la marcha que le da el sobrenombre de “Turco”.

En ambos conciertos actuará como director artístico y solista David Grimal, quien ya ha estado al frente de la OSG en varias ocasiones. La última, en el Auditorio de Ferrol en el concierto final de celebración del 70º aniversario de la Sociedad Filarmónica ferrolana.

Grimal tiene una gran carrera internacional como solista habiendo actuado junto a las mejores orquestas y bajo la batuta de los más prestigiosos directores.

Desde sus actuaciones con la orquesta Les Disonances Grimal desarrolla, como en este concierto, proyectos en calidad de director artístico con distintas orquestas y conjuntos estables. Para ello, el violinista francés ensaya el programa, preparando a los músicos para tocar sin director y compartiendo con ellos el primer atril de la orquesta, desde donde toca su papel solista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí