La música, una herramienta para viajar por Europa conociendo jóvenes de otros países y otras culturas, nuevas experiencias de “aprendizaje no formal”.

0
208

Erasmus+ no es solo Universidad, la Unión Europea financia “intercambios juveniles”, dentro de este programa europeo para que jóvenes de al menos dos países puedan convivir conjuntamente durante algunos días en torno a diferentes actividades que sean de su interés.

El programa Erasmus+, que cuenta con un presupuesto de 28.000 millones de euros para el periodo de duración (2021-2027), destina el 10% de su presupuesto para la “Educación no Formal” de la juventud, concretamente en su capítulo de “Juventud”, donde encontramos entre otras acciones los “intercambios juveniles”.

Una historia de más de 33 años:

Han sido miles de jóvenes los que desde hace más de 33 años la Unión Europea lanzó su primer programa destinado a la educación no formal de los jóvenes, la “Juventud con Europa”, en el que establecía como única una línea de financiación los “Intercambios Juveniles”. Sencillamente porque viajar a otro país distinto es conocer y comprender otras culturas, vencer muchos estereotipos y prejuicios, además de hacernos más solidarios y tolerantes.

¿Qué aporta a los jóvenes esta experiencia?

Hacer amistades de otra cultura, de otra religión, con otra forma de vida y otras necesidades les hace más empáticos, y es evidente que este tipo de actividades con jóvenes no deben desaprovecharse como oportunidad para su desarrollo personal, incluso profesional, ya que el programa les reconoce y certifica a través del YOUTHPASS todas y cada una de las competencias adquiridas durante esta experiencia de aprendizaje no formal e informal, que no son ni más ni menos que las mismas competencias a las establecidas para el ámbito educativo formal.

Un intercambio juvenil es algo más que una bonita experiencia, es un proyecto donde los jóvenes tienen la oportunidad de desarrollar competencias educativas y por ello participar en un intercambio juvenil de Erasmus+ no puede ser solo como mero beneficiario de una actividad. Precisamente para conseguir esos objetivos educativos es imprescindible que los jóvenes se impliquen en las diferentes fases del proyecto, en su preparación, en su ejecución y en su evaluación. El desarrollo conjunto, con el apoyo de los lideres, monitores o responsables del grupo, de “su” programa de actividades que estará compuesto de talleres, debates, dinámicas, actividades al aire libre, etc. hará que el aprendizaje entre iguales y su corresponsabilidad incremente su empoderamiento.

Muchos jóvenes que participan por primera vez en un intercambio reconocen haber vivido una experiencia inolvidable con grandes recuerdos y amistades, donde tuvieron la oportunidad de viajar a otro país, conocer nuevas culturas y tener nuevas amistades. Otros muchos reconocen el valor a la experiencia personal, donde adquirir importantes habilidades sociales, como trabajar en equipo, desenvolverse en público o responsabilizarse de tareas, generaron un cambio importante en su desarrollo personal.

La música como elemento común para un intercambio juvenil.

Un intercambio juvenil es una actividad que puede durar entre 5 y 21 días (viajes aparte), donde 16 a 60 jóvenes (10 mínimo en el caso de jóvenes con menos oportunidades) entre 13 y 30 años de al menos dos países, conviven haciendo actividades de su interés, generalmente en periodos vacacionales, y la música puede ser el elemento común de nuestro intercambio.

Podríamos centrarnos en la música como herramienta de aprendizaje no formal e informal y donde dos grupos de jóvenes de diferente país quisieran llevar a cabo un intercambio juvenil, pero es cierto que cualquier temática o actividad en la que los jóvenes ocupen su tiempo libre es válida para organizar esta experiencia inolvidable. El teatro, actividades circenses, el medio ambiente, el deporte, el grafiti, la salud, los derechos humanos… todas tienen encaje de manera individual o combinada en un proyecto de intercambio juvenil bajo la financiación del programa Erasmus+ en su capítulo de Juventud.

¿Qué necesito para realizar mi primer intercambio juvenil?
Si tenemos que destacar algo como necesario para realizar nuestro “primer” intercambio juvenil es MOTIVACIÓN Y GANAS DE VIVIR UNA EXPERIENCIA INTERNACIONAL, porque aseguro que para el siguiente intercambio ya no serán tan importantes, sencillamente porque los resultados suelen ser tan impactantes en nuestros jóvenes que ellos serán quienes se encarguen de empujar hacia nuevos proyectos.

Otra de las necesidades para lanzarnos en esta aventura es obviamente tener un grupo de jóvenes en otro país, generalmente a través de una entidad que trabaje con jóvenes que quieran llevar a cabo un intercambio y a ser posible que coincida con las mismas inquietudes, edades, fechas, etc., que nuestro grupo. Para ello el programa dispone de una plataforma donde poder encontrar este tipo de entidades, además de poder insertar nuestra organización y nuestra idea de proyecto para que otras entidades nos encuentren, se llama OTLAS, se puede buscar por países y por temática.

Una vez conseguido nuestro socio o socios de otros países, puesto que un intercambio puede tener dos o más países, solo queda acordar con ellos todos los detalles: fechas, lugar/es, número de participantes, edades, temática, etc. Se aconseja para un primer intercambio realizarlo de manera bilateral, es decir solo 2 países, ya que a más número de países mayor complejidad en la organización.

¿Cuándo, cómo y quién presenta el proyecto para recibir la financiación?
El programa dispone de dos plazos al año para presentar los proyectos, dependiendo de las fechas que queramos que empiece nuestro proyecto. Para proyectos que empiecen entre el 1 de agosto y el 31 de diciembre del mismo año, el plazo es el 11 de mayo, mientras que si el proyecto empieza entre el 1 de enero y el 31 de mayo del siguiente año el plazo es el 5 de octubre. Estos plazos eran los establecidos para 2021, se aconseja revisar la página de la agencia nacional española del programa cuando empecemos a planificar nuestro intercambio por si hubieran cambiado, sin olvidar que el inicio del “proyecto” no es el inicio del “intercambio”, los proyectos tienen fases de preparación, ejecución (la actividad del intercambio) y evaluación.

Todas las entidades que participen deberán estar dados de alta en las plataformas que la Comisión Europea dispone para la financiación de proyectos, el trámite es muy sencillo y rápido

El proyecto de intercambio juvenil se presentará a través del correspondiente formulario online que estará disponible en la plataforma del programa, generalmente dos meses antes del plazo de convocatoria.

El socio responsable de presentar el proyecto será principalmente la entidad que organiza la acogida del intercambio, es decir aquella que reside en el país donde se pretende realizar la actividad.

¿Cuánto me financia el programa?
Con las cantidades que el programa concede automáticamente por días para la estancia, el número de participantes y el transporte podemos estar hablando de una financiación al 100% de los gastos imprescindibles para llevar adelante nuestro proyecto. Sin olvidar que en el caso de participación de jóvenes con menos oportunidades la financiación será incrementada para cubrir todas las necesidades.

¿Dónde puedo tener más información?
La Agencia Nacional Española del Programa Erasmus+ Juventud, responsable de la gestión en nuestro país, está compuesta por el Instituto de la Juventud de España y los organismos de juventud de las Comunidades Autónomas, donde te puedes dirigir para recibir más información y asesoramiento para llevar a cabo tu proyecto.

Directorio de CCAA: http://www.injuve.es/erasmusplus/programa/directorio-ANE

C.A. de la Región de Murcia
• C/ Catedrático Eugenio Úbeda 3, 3ª planta. 30008 – Murcia
• +34 968 357 269
• europajoven @ carm.es
• http://www.mundojoven.org/juventudenaccion

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí