El Concierto de Año Nuevo 2022, como siempre en RTVE

0
380

El 1 de enero de 2022, Daniel Barenboim toma la batuta para dirigir el célebre Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena, que cumple su 82 edición en su tradicional ubicación: la Sala Grande o Sala Dorada (Große Saal o Goldener Saal) de la Sociedad Musical, el Musikverein, de la capital austríaca.  

El Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena se celebra cada año desde 1941, el día 1 de enero por la mañana, en la Sala Grande o Sala Dorada (Große Saal o Goldener Saal) de la Sociedad Musical, la Musikverein de Viena, adornada con las flores frescas de los jardines de la ciudad. Según la tradición, la música es principalmente de la familia Strauss: Johann Strauss padre, sus hijos Johann, Josef y Eduard, y el hijo de éste, Johann Strauss III.

Desde 1959 es una producción de la televisión austriaca ORF, en coproducción con la Unión Europea de Radio-Televisión (UER-EBU-Eurovisión), que la retransmite a casi un centenar de países de todo el mundo, con una audiencia media de 55 millones de telespectadores y un potencial de 1.000 millones. Michael Beyer se hace cargo de la realización del Concierto por sexta vez, y además ha dirigido las grabaciones previas de las secuencias de ballet. Pianista y experto director alemán de música, teatro y ópera para televisión y cine, desde 1997 ha participado en más de 250 producciones musicales. Ha trabajado con las principales orquestas y directores de todo el mundo.

La compañía del Ballet Estatal de Viena (Wiener Staatsballett) es una de las más importantes del mundo. Desde 2010 es el nombre de los conjuntos de danza de la Ópera Estatal de Viena (Wiener Staatsoper) y de la Ópera Popular de Viena (Volksoper Wien). El Concierto de este Año Nuevo incluye una actuación del ballet: el Vals de Las Mil y Una Noches (Johann Strauss hijo), en el Palacio de Schönbrunn, con los bailarines Yuko Kato, Calogero Failla, Rebecca Horner, Claudine Schoch, Marcos Menha, Joanna Avraam, Masayu Kimoto, Elena Bottaro, Daniel Vizcayo y Fiona McGee.

El Palacio de Schönbrunn fue durante más de 300 años la residencia de verano de los Habsburgo -los Austrias para los españoles–, simbolizando su poder a lo largo de la historia europea. Con sus extensos jardines, abarca un extraordinario complejo de edificios. Fue incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1996. Tras su destrucción en el segundo asedio turco de Viena, entre 1743 y 1780 se reconstruyó en estilo barroco por encargo de la archiduquesa María Teresa. El Palacio y sus extensos jardines representan una síntesis de las artes y la naturaleza. Su esposo Francisco de Lorena fundó una colección imperial de animales salvajes, que sigue hoy funcionando como el zoológico más antiguo del mundo. Alberga además el encantador museo de la mítica emperatriz Sissi.

Y este Concierto incluye además otro ballet muy especial: la Polca de las Ninfas (Josef Strauss), en la Escuela Española de Equitación. La Escuela Española de Equitación de Viena (Spanische Hofreitschule) se basa en la técnica tradicional española de doma clásica del caballo de raza lipizzana. Esta institución es uno de los principales símbolos de Viena y de Austria. En 2015 fue designada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La escuela fue fundada en el año 1571. Sus exhibiciones son el resultado de muchos años de entrenamiento e intenso trabajo por parte de los jinetes y sus caballos lipizzanos, una de las razas equinas más adecuadas para el arte ecuestre clásico. Los exclusivos sementales de la escuela destacan por su inteligencia y vivacidad, su imponente físico y su gracia. La raza lippizana proviene de Lipica en Eslovenia, donde los Habsburgo hicieron mezclar sangre de caballos españoles, napolitanos, árabes y checos para su cría caballar. En este concierto de Año Nuevo, los blancos sementales lipizzano bailan en «cuadrilla» formada por ocho sementales y sus jinetes.

Las actuaciones del Ballet están este año por primera vez a cargo de Martin Schläpfer, nuevo director del Ballet Estatal de Viena (Wiener Staatsballett), que estrenó su cargo en la pasada temporada 2020/21. Sus obras fascinan por su intensidad, virtuosismo y lenguaje conciso del movimiento, interpretado haciendo música con el cuerpo. Como director, Martin Schläpfer es un constructor de puentes que continúa cultivando las grandes tradiciones del ballet, pero a la vez desarrolla el repertorio con importantes artistas contemporáneos y una gran variedad de estilos coreográficos. Martin Schläpfer nació en Altstätten (Suiza) en 1959. Estudió ballet con Marianne Fuchs en St. Gallen y en la Royal Ballet School de Londres. En 1977 fue contratado por el Ballet de Basilea, donde se convirtió en uno de sus solistas más carismáticos. Desde 1994, Martin Schläpfer es coreógrafo y director de ballet. Schläpfer ha llevado a todas sus anteriores compañías -el Berner Ballett, el ballettmainz y el Ballett am Rhein Düsseldorf Duisburg- al aplauso de público y prensa, con numerosos premios internacionales.

El vestuario del ballet correrá a cargo de Arthur Arbesser, nacido en 1983 y criado en Viena. Graduado por el mundialmente reconocido Central Saint Martins College for Art and Design de Londres, vive ahora en Milán, donde diseña para las grandes casas de moda. Como artista, tiene gran interés por la arquitectura y el diseño, fuentes esenciales de inspiración para sus creaciones. Aparte de su marca homónima fundada en 2013, Arbesser trabaja como consultor creativo en moda, muebles y diseño de producto. Arbesser también vistió al Ballet Estatal de Viena en el Concierto de Año Nuevo de 2019.

Intervalo: Sitios Patrimonio de la Humanidad en Austria

El programa del intervalo se emite entre las dos partes del Concierto y cada año consiste en un documental diferente, con excelentes imágenes y música alusiva a la Filarmónica, a Viena y a Austria. En 2022 se celebrará el 50 aniversario de la fundación del Patrimonio Cultural Mundial de la UNESCO, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Además, Austria cumplirá 30 años de su adhesión y ahora alberga 12 sitios del Patrimonio de la Humanidad, que se presentan en el intermedio del Concierto de Año Nuevo. El director Georg Riha los ha conjugado con músicos en Schönbrunn, Wachau, Graz, Hallstatt y Salzburgo. La mariposa Apolo -especie autóctona protegida- se verá acompañada por la cámara en su poético vuelo por los lugares del Patrimonio Mundial austríacos, conectando los 12 monumentos y paisajes naturales:

-Centro histórico de Salzburgo
-Palacio y Jardines de Schönbrunn
-Paisaje cultural de Hallstatt-Dachstein / Salzkammergut
-Ferrocarril de Semmering
-Ciudad de Graz – Centro histórico y Palacio de Eggenberg
-Paisaje cultural de Wachau
-Centro histórico de Viena
-Paisaje cultural de Fertö / Neusiedlersee *
-Hayedos primarios de los Cárpatos y otras regiones de Europa *
-Palafitos prehistóricos en el entorno de los Alpes *
-Fronteras del Imperio Romano / Limes del Danubio en Carnuntum-Petronell *
-Grandes ciudades balnearios de Europa / Baden bei Wien *
(*Compartido con otros países)

Tras el programa principal, el concierto siempre termina con varios bises. Entonces los músicos desean colectivamente un feliz Año Nuevo (Prosit Neujahr) y tocan el vals de «El Danubio Azul» de Johann Strauss hijo, terminando con la «Marcha Radetzky» de Johannn Strauss padre. En los últimos años han sido invitados a dirigir este concierto maestros como Georges Prêtre, Franz Welser-Möst, Zubin Mehta, Mariss Jansons, Gustavo Dudamel, Christian Thielemann, Andris Nelsons y Riccardo Muti.

Martín Llade repite

Sucesor del inolvidable José Luis Pérez de Arteaga, Martín Llade afronta su quinto concierto como comentarista. Nació en San Sebastián en 1976. Licenciado en Periodismo y Publicidad por la Universidad del País Vasco, comenzó su carrera como coordinador de redacción de la revista Melómano. En 2007 se integró en la plantilla de Radio Clásica (RTVE) donde es presentador del programa Sinfonía de la mañana desde 2014, y por el cual en 2016 recibió el Premio Ondas Nacional de Radio. También ha presentado los espacios Todas las mañanas del mundo y La zarzuela, además de En clave de 5 en Radio 5. En TVE participó en los programas Los conciertos de La 2 El club de Pizzicato. Ha colaborado con No es un día cualquiera de Pepa Fernández y Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso y actualmente lo hace en la sección de música clásica de El ojo crítico, que dirige Laura Barrachina.

Martín Llade, comentarista del concierto de Año Nuevo.
Martín Llade, comentarista del concierto de Año Nuevo. RTVE

Además de la música, la literatura es su principal pasión y es autor de los libros Oboe (1993), La orgía eterna (2001) y Lo que nunca sabré de Teresa (2021), novela inspirada en la vida de Teresa Ann Savoy, mito erótico de los años 70. Escribió el guion del cortometraje Primera persona (2001), estrenado en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Con Radio Clásica, en 2016 lanzó como libro-disco una antología de relatos de Sinfonías de la mañana, cuyo éxito llevó a la entrega de su “Volumen 2”. En 2018 participó como narrador y libretista en la cantata Juan Sebastián Elcano del compositor Gabriel Loidi, estrenada por el Coro RTVE y emitida por Radio Clásica y La 2 de RTVE.

La música del concierto de Año Nuevo

El concierto que la Filarmónica ofrece cada 1 de enero celebra el nuevo año con música alegre, compuesta para fiestas y bailes en el siglo XIX. Los estilos de su repertorio son:

Vals – En alemán “walzen” significa girar y este elegante baile, basado en un antiguo y pausado ritmo del Tirol, se popularizó en Viena a finales del XVIII, pasando después a París y al resto de Europa. Con compás de 3/4, su ritmo puede variar de lento a rápido.

Polca (o polka) – Danza popular originaria de la región checa de Bohemia donde surgió a principios del siglo XIX para triunfar en Praga. Deriva del minueto y tiene un compás de 2/4, siendo interpretada a un ritmo más rápido que el vals. Por eso se extendió enseguida por media Europa y los emigrantes la llevaron a América.

Polca mazurca – Cruce cultural de la polca, esta danza era parecida a la mazurca que en Polonia empezó como baile de salón y se hizo rural, pero bailada al estilo de la polca y compuesta por muchos autores vieneses de mediados del XIX, como Johann Strauss hijo. Tiene un ritmo de 3/4 como el vals, aunque acentuado al revés.

Marcha – Composición de ritmo binario o cuaternario, que puede considerarse danza andada, marca el movimiento y regula el paso de un grupo de personas, frecuentemente militares, quienes han de llevar el paso al marchar.

Galope – Como una marcha rápida para caballería, se podría bailar con los pasos de una polca pero a ritmo más trepidante. De origen popular, alrededor de 1825 se puso de moda como final de fiesta en salones de Praga y París, dando lugar al can-can.

Scherzo – En italiano significa “escarceo” y nombra ciertos movimientos u obras musicales que solían tocarse de manera juguetona o graciosa. Deriva del minueto, la antigua y alegre danza barroca francesa.

Cuadrilla – Composición de origen francés heredera de las antiguas contradanzas europeas. Se bailaba entre dos o cuatro parejas, en cuadrado, de ahí el nombre.

Contradanzas – Originadas en las country-dances inglesas, antiguos bailes folk en fila de dos, devino contredanse en la corte francesa del XVIII para llegar a la Alemania de Mozart y Beethoven. En la Cuba del XIX sería predecesora de las habaneras, y luego del danzón y de otras músicas afroamericanas como el mambo o el chachachá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí