Bandas que cumplen la ley se rebelan y denuncian su situación de desventaja

0
270

Fuente

En octubre de 2013, la Unió Musical d’Albaida «l’Aranya» puso por primera vez en el foco del debate un asunto tan espinoso como es la economía sumergida que rodea a las bandas de música.

Diez años después, la entidad ha retomado su cruzada para denunciar la situación de desventaja en la que ahora se encuentra, teniendo en cuenta que mientras ella ha hecho los deberes y cumple la ley en materia de contabilidad (con las correspondientes liquidaciones del Impuesto de Sociedades y el IRPF), el panorama general poco ha cambiado y los pagos en b a los músicos siguen siendo habituales pese a los cambios normativos introducidos desde entonces para normalizar la actividad de un sector declarado BIC y Patrimonio Cultural Inmaterial.

L’Aranya va a aprovechar el altavoz que la 55ª Asamblea General Ordinaria de la Federació de Societats Musicals de la Comunitat Valenciana (Fscmv) brinda hoy a las bandas en el Auditorio de Teulada Moraira para hacer un llamamiento tanto a los asociados, como a la Agencia Tributaria y a la Inspección de Trabajo con tal de que se vigile el cumplimiento de la normativa y de los acuerdos que instan a evitar la participación de grupos de músicos no federados en las fiestas populares.Los músicos de Albaida plantean que las fiestas no contraten bandas no federadas

ruth tomàs | albaida

«Los que cumplimos la ley no podemos estar en desventaja respecto a los que no la cumplen. En un Estado de Derecho los primeros deberían estar protegidos frente a los segundos», expone el comunicado firmado por el presidente de la Unió Musical d’Albaida, Josep Bodí i Quilis, que se leerá este sábado en la asamblea.

La proclama de l’Aranya sostiene que la Agencia Tributaria «debería vigilar quién declara el Impuesto de Sociedades y quién no», mientras que la Inspección de Trabajo tendría que «controlar que todos los que tienen una actividad económica hicieran las retenciones de IRPF correspondientes», algo que ahora mismo no sucede.

Bodí hace hincapié en que la banda de Albaida pagó 1.400 euros en la última liquidación del impuesto de sociedades, por lo que considera «una burla» y un «perjuicio» que haya grupos y entidades musicales que no cumplan la ley, un problema que asegura que continúa «principalmente en las Comarcas Centrales». «Estamos en desventaja con las bandas que no declaran impuestos y pagan en negro a los músicos», insiste.

A juicio del presidente de l’Aranya, debería garantizarse que las bandas dieran de alta a sus trabajadores y trabajadoras o que se adhirieran a la Ley del Voluntariado. En caso contrario, apunta, estaría alimentándose la economía sumergida.«Los músicos somos los primeros en querer la regularización fiscal»

J.M.B.

Como ejemplo para ilustrar su tesis, Bodí evoca la fabricación de fregasuelos y mochos que estaba muy extendida en los años 80 en muchas casas de Albaida donde se desarrollaban actividades no regularizadas. «Con la actividad musical ocurre lo mismo, pero la materia es inmaterial y cultural», subraya el dirigente, que -como hizo en 2013- apela a la necesidad de salvaguardar los intereses comunes de las sociedades musicales valencianas a la hora de reclamar que las juntas directivas «comiencen a ejercer sus competencias» y «no se excusen en que la Federación no hace nada».

¿Cuántas bandas pagan impuestos?

La Unió Musical d’Albaida l’Aranya también ha formulado dos preguntas por escrito ante la asamblea de la Fscmv de Teulada para conocer cuántas sociedades musicales de las Comarcas Centrales están de alta en la Ley del Voluntariado -un marco normativo que favorece la adaptación a la legalidad- y cuántas bandas de música pagan el Impuesto de Sociedades.

Como informó este diario recientemente, la UM de Albaida también denunció recientemente la contratación de bandas no federadas -de menor coste- por parte de los colectivos de Moros i Cristians, una práctica extendida en diversos municipios donde la tradición está particularmente arraigada.Los moros y cristianos contratan bandas no federadas pese al convenio que lo desaconseja

S. Gómez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí