Los alaveses Koldo Uriarte y Bingen Mendizabal ganan el Feroz a la mejor banda sonora por ‘Baby’

0
212

Basta escuchar las primeras notas del piano de la banda sonora compuesta por Bingen Mendizabal (1962, Vitoria) y Koldo Uriarte (Araia, 1976) para ir entrando en un bucle de emoción y tragedia que por momentos recuerda a las melodías repetitivas de las cajas de música. La pareja alavesa saca brillo a la orquesta de ‘Baby‘, esa vuelta inclasificable del realizador Juanma Bajo Ulloa a un cine más oscuro y alejado de la comedia. Eran los favoritos y contaban con el aval del premio en Sitges a mejor música. No ha habido sorpresas tampoco en la gala del Teatro Auditorio Ciudad de Alcobendas. Se han llevado el Feroz a mejor banda sonora en una categoría en la que Roque Baños competía con dos partituras (‘Adú’ y ‘Explota explota’) junto a Maite Arroitajauregi y Aranzuz Calleja (‘Akelarre’) y Frederico Jusid y Adrián Foulkes (‘No matarás’).

Ha sido Uriarte el que, sobre el escenario, ha agradecido el premio de los informadores de cine. «No esperaba que este premio fuera para nosotros. Quiero agradecer a Juanma Bajo Ulloa la confianza desde el primer momento, haber luchado para sacar adelante una pregunta tan personal. También a Bingen Mendizabal, es un maestro. Su generosidad, trabajar con él y con Juanma es como trabajar con mis héroes de juventud. Mi primer CD de bandas sonoras fue el de La Madre Muerta de Bingen. Es una masterclass continua. Quería agradecer al resto del equipo, especialmente los músicos, y la gente del equipo», ha explicado.

Este galardón se intuye como la antesala de los Goya del sábado, donde compiten en la categoría a mejor banda sonora original nuevamente con los músicos de ‘Adú’ y ‘Akelarre’, así como con Federico Jusid por otra cinta, ‘El verano que vivimos’.

La banda sonora grabada en Sonora, el estudio vitoriano especializado en las grabaciones cinematográficas, contó con la Orquesta Sinfónica de Bulgaria, el violín de Nika Bitchiashvili y la voz del barítono Gotzon Etxeberria. Fue un proceso diferente al del resto de producciones, ya que Bajo Ulloa no esperó al montaje final para recurrir a los músicos, sino que éstos le acompañaron todo el proceso mostrando diferentes piezas que encajan en un largometraje sin diálogos con el que el cineasta opta al premio a mejor dirección en los Goya.

El sonido del Casco Viejo de Vitoria se destila en la partitura de ‘Baby’. Las notas del piano y la orquesta son las protagonistas sonoras de una propuesta sin diálogos. La historia habla de las segundas oportunidades, la que quiere una joven drogadicta arrepentida de vender a su bebé. Ahora ‘Baby’ mira a los premios Goya de este sábado, día 6 de marzo. 

Mendizabal ya fue nominado en el año 2009 a los premios Goya por la banda sonora de ‘El juego del ahorcado’. Uriarte se estrenará este año en estos galardones. Bajo Ulloa es el más experimentado. Tiene tres; dos por ‘Alas de Mariposa’ (mejor dirección novel y mejor guion) y uno a mejor corto por ‘El reino de Víctor’. También fue nominado en 1994 por ‘La madre muerta’.

Fuente: elcorreo.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí