La Banda de Música de Mérida echa el cierre tras más de 130 años

0
522
La Banda Municipal de Música ensaya en el Conservatorio Esteban Sánchez. :: j. m. romero/

El equipo de gobierno anuncia que va a prescindir de sus servicios alegando que les cuesta 100.000 euros al año

AIzado de banderas, Día de la Constitución, Día de la Inmaculada, Día de Santa Cecilia, clausura de la Feria del Libro, procesión de la Mártir Santa Eulalia, fiestas de las barriadas, corridas en la Plaza de Toros, procesiones de la Semana Santa… Todos estos acontecimientos de la ciudad tienen una cosa en común. Hasta ahora, en todos ellos estaba presente la Banda Municipal de Música de Mérida.

Esta agrupación está abocada a desaparecer. Así al menos lo ha anunciado el equipo de gobierno. Aunque sus componentes, a día de hoy, aseguran que aún no les ha llegado la notificación oficial de que el Ayuntamiento quiere prescindir de sus servicios una vez que se acuerde en junta de gobierno.
Así lo anunció hace unos días el concejal de Cultura. Antonio Sánchez Barcia justificaba esta decisión alegando su elevado coste y la poca frecuencia con la que tocan sus músicos.

Quieren hacer una protesta musical en la calle para llamar al apoyo de la sociedad emeritense

Señala Barcia que la Banda Municipal de Música de Mérida le cuesta al Ayuntamiento unos 100.000 euros al año y que sus miembros tocan en contadas ocasiones.
Asimismo, indicó que en Mérida «hace mucho tiempo que no existía una banda de música como tal. Los 12 componentes no pueden realizar actuaciones por sí mismos y necesitan de otros músicos para actuar», explicaba Barcia cuando anunció la decisión.
Añadió además que en la ciudad hay otras cuatro bandas de música y una orquesta joven que pueden realizar las labores que hasta ahora hacía la banda municipal «sin tanto elevado coste». Y dijo también que estas personas no quedan desamparadas porque tienen sus trabajos. «Lo que ganaban era un dinero extra».
Pedro Ponce, que ha sido durante 20 años director de la orquesta y antes uno de los músicos que tocaba el saxofón, asegura a HOY que aparte de que se han enterado de esta noticia «de forma no oficial», critica que el concejal de Cultura, Antonio Sánchez Barcia, no se ha reunido con ellos desde que fue designado en el cargo. «Le hemos pedido ya varias citas y nunca tiene tiempo para reunirse con nosotros. Y hasta la fecha no se ha dirigido a nosotros para transmitirnos que ya no vamos a tocar más en la banda», lamenta.
El pasado 1 de octubre, día en el que se celebró el tradicional Besamanos de la Mártir, fue el último día que tocó la banda en Mérida, según recuerda Ponce.

Actualmente conforman la agrupación 12 personas aunque la banda llegó a tener en sus mejores tiempos hasta 30 músicos

En la actualidad, la agrupación está compuesta por 12 personas y tienen todos contratos de 5 horas semanales. Ensayan todos los martes y jueves en el Conservatorio de Música. En una academia que les montó el ex alcalde Antonio Vélez para este fin.

Tomarán medidas

Asegura que tras hablar con todos los integrantes de la agrupación han decidido que, si el gobierno local sigue adelante con esta decisión, pondrán el tema en manos de abogados para luchar por lo que creen que es «una injusticia» contra ellos.
Pero antes, tomarán otras ‘medidas’. Una de las que han pensado desarrollar es hacer una protesta musical en las calles de Mérida. Con esta quieren demostrar, como mejor saben hacer que es tocando sus instrumentos, que «no pueden desaparecer y que ya forman parte de la historia de Mérida y de sus tradiciones».
Dice Ponce que desde que saltó la noticia de la desaparición de la banda han sido muchas las muestras de apoyo que han recibido. No sólo de Mérida. También de otros puntos de la región como de la Banda de Música de Badajoz o de la Federación de Bandas de Música de Extremadura.
Ponce ingresó en la agrupación en el año 86 como saxofonista y en el 97 fue nombrado director de la misma. Recuerda que la Banda de Música de Mérida ha tocado ininterrumpidamente desde 1884. En las mejores épocas, han llegado a estar unos 30 músicos. El descenso de miembros hasta los 12 que están en la actualidad se ha producido, según cuenta, por las jubilaciones y los fallecimientos de los músicos que no se han ido cubriendo.
Hasta que se ponga punto y final a la agrupación de forma oficial, Ponce asegura que van a seguir ensayando y que no van a abandonar la música.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here