La Banda de Música de la Diputación de Guadalajara retoma sus actuaciones en público con un concierto en Torija

0
70

La Banda de Música de la Diputación de Guadalajara retomó sus actuaciones en público con un magnífico concierto al aire libre en la plaza Mayor de Torija donde se cuidaron al detalle las medidas de seguridad para evitar contagios.

Bajo la dirección de Nuria Matamala la Banda se situó justo delante de la Casa Consistorial con la vista puesta en el magnífico Castillo propiedad de la Diputación que alberga el Centro de Interpretación Turística de la Provincia (CITUG). Con un gran ambiente de público, la Banda fue interpretando su programa inspirado en la Semana Santa con el cuidado estilo del que suelen hacer gala, atendiendo a todos los matices de las obras y a la dinámica de la interpretación.

Iniciaron el programa con la “L’entrá de cristians” compuesta en 1966 por José Gómez Villa para la conocidísima fiesta de moros y cristianos de Alcoypara acometer seguidamente una de las dos piezas del murciano José Vélez García inspirada en las celebraciones de su Calasparra natal mientras que la otra es un poema sinfónico titulado Galilea adaptado a marcha. El programa continuó con el “Hallelujah”(1984) del canadiense Leonard Cohen inspirada en la tradición judía, para proseguir sin solución de continuidad con “Triana” de Félix de Carboneras (seudónimo del onubense José Félix García Domínguez, un cabrero de profesión, músico autodidáctica que demuestra un extraordinario talento y ya atesora numerosas composiciones).

El clásico de Bach “Jesu meine freude” completó un primer bloque justo antes del “Panis Angelicum” de César Frank en la que apareció brillantemente la voz de Mª Gloria Esteban González para llenar un espacio tan abierto y diáfano como la plaza Mayor de Torija con una soberbia interpretación, que repetiría con igual brillantez en un “Réquiem” de Faure; y entre medias el “El príncipe de Egipto” de Schwartz basada en el libro del Éxodo popularizada por la película de animación con el mismo título (Oscar a la mejor Banda Sonora de 1998).

“La Saeta” de Joan Manuel Serrat, en la que puso música (y su particular interpretación vocal en infinidad de conciertos y grabaciones, aparecida por primera vez en 1969) a un poema homónimo de Antonio Machado puso un poco de pausa al concierto antes de interpretar las dos obras finales, bueno tres: el citado Réquiem, a la que siguió conocidísimo “Jesucristo Superstar” de Andrew Lloyd Weber popularizadas por el cine e interpretada en casi incontables escenarios para concluir con la citada marcha “Galilea”.

El público aplaudió con entusiasmo el esmero que todos y cada uno de los músicos pusieron en la interpretación de cada una de las notas de este concierto celebrado en este precioso rincón de nuestra provincia contando con una brillante dirección de Nuria Matamala, que junto a sus músicos respondió a las aclamaciones con la propina de “Triunfal”, una marcha de procesión del maestro José Blanco, que se estima que fue compuesta entre 1911 y 1922.

Al término del concierto, la directora de la Banda, Nuria Matamala, tuvo palabras de reconocimiento a los músicos por la interpretación realizada a pesar de las dificultades previas para ensayar, también de agradecimiento a la Corporación Municipal de Torija con su alcalde y vicepresidente 1º de la Diputación, Rubén García Plaza, al frente por la cuidada preparación de este especial escenario en que ofrecer su primer concierto de 2021 retomando así las actuaciones en público tras un largo paréntesis por culpa de la Pandemia, y naturalmente de reconocimiento para la Diputación Provincial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí