EL GRAN TEATRO DE MANZANARES REVIVIÓ OTRA MAGNÍFICA VELADA MUSICAL CON EL SOLISTA DE TUBA SERGIO REY COMO PROTAGONISTA DEL CONCIERTO DE PRIMAVERA

0
203

La Asociación Músico Cultural Julián Sánchez Maroto interpretó un programa sobre compositores ingleses en cuya primera parte brilló el solista de primer nivel de tuba Sergio Rey Turiégano, con un repertorio que mostró toda la versatilidad de su instrumento.

En la tarde del sábado 19 de marzo a las 19 horas, el teatro de la localidad manzanareña fue escenario de otro concierto más dentro de la línea de actuación iniciada hace años por el anterior director artístico de la banda de la asociación, Pedro Manuel Delegido, y continuada por el actual, Eduardo Gallego Ballesteros, centrada en conciertos con solistas de renombre dentro y fuera de nuestro país. En esta ocasión, el protagonista ha sido Sergio Rey Turiégano, intérprete de tuba, a quien toda la asociación agradece enormemente su ofrecimiento para colaborar con ella en este acto recuperado tras su suspensión en marzo de 2020 por la situación sanitaria; el deseo de volver con esta iniciativa por ambas partes ha propiciado que finalmente se haya disfrutado de un magnífico repertorio e interpretación tanto por el solista como por la banda.

Sergio Rey Turiégano es actualmente tuba solista de la Orquesta Filarmónica de Málaga y profesor de este instrumento en el Centro de Estudios Superiores Katrina Gurska y en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Dentro de su labor orquestal, sobresale su colaboración con orquestas tan importantes como la Orquesta Nacional de España, la Orquesta de RTVE, la prestigiosa Orquesta Ciudad de Granada (OCG), Orquesta Autónoma de Madrid, Orquesta Académica de Madrid, Orquesta Sinfónica Iuventas entre otras. También es destacable su actividad camerística, siendo finalista en el concurso Yamaha de inter-centros, su pertenencia al quinteto de metales Atlántida y al  Quinteto de Metales Askalon. Para la  A.M.C. Julián Sánchez Maroto es todo un orgullo poder contar con la participación de músicos tan prestigiosos  y engrosar su currículum junto a estas formaciones de primer orden en nuestro país.

Sobre el programa ofrecido, la música de compositores ingleses con obras en las que tanto el folclore autóctono como el de otras culturas ha sido predominante. La “English Folk Suite” de Ralph Vaughan Williams, obra clave dentro de la literatura para banda, abrió el concierto con sus tres movimientos inspirados en melodías tradicionales de notable originalidad y sutil encanto de los condados de Norfolk y Somerset. Del mismo autor, quien reconocía que la existencia de las bandas de música era de crucial importancia para la vida cultural y comunitaria del Reino Unido, es su “Concierto para Tuba”, obra esencial dentro de sus composiciones así como del repertorio de este instrumento. A lo largo de sus tres movimientos, Prelude, Romanza y Finale, Sergio Rey hizo alarde de la versatilidad de la tuba tanto en cuestiones de agilidad de extraordinaria dificultad como de delicadeza en las partes más líricas. Sin duda ratificó las posibilidades expresivas de este instrumento injustamente olvidado en el repertorio para solista y al que R.V. Williams quiso concederle su momento de gloria, compenetrándose en todo momento con la banda acompañante en cuestiones de balance y atmósfera sonora así como en la precisión rítmica. Tras este concierto interpretado con absoluta solvencia por el solista, de nuevo acompañado por la banda de música deleitó al público asistente con el primer bis, la endiablada  y caprichosa “Rumanian Dance” de Dumitru Ionel y otro segundo bis él solo subrayando aún más el virtuosismo y el amplio rango de sonidos que ofrece este instrumento.

En la segunda parte, fueron los compositores ingleses del siglo XX los que continuaron con este eje vertebrador, el folclore, de la mano del “Concert Prelude” de Philipp Sparke, la “Serenade for Wind Band” de Dereck Bourgeois y los tres movimientos basados en canciones folclóricas israelís “Shalom!” de Sparke de nuevo, inspirada en el rico repertorio de piezas ligadas a la religión y celebraciones hebreas, permitiendo una amplia gama de sentimientos que van desde el lamento hasta el regocijo. El concierto se cerró como se abrió, con otro nuevo bis que retornó a la música inglesa del siglo XIX gracias al compañero de estudios y amigo de R.V. Williams, el compositor Gustav Holst y su   cuarto movimiento de la “Second Suite for Military Band” , la “Fantasia on the “Dargason”, con más  folclore y constantes cambios métricos  en la línea de todo el repertorio ofrecido. Durante este segundo periodo del concierto Sergio Rey tuvo el bonito gesto de sumarse a la cuerda de tubas, siendo un componente más de la formación.

Sin duda, este concierto ocupará un lugar relevante en la historia de la banda de música de esta asociación por la calidad de la interpretación del solista, por el trabajo de los músicos de la misma que, en palabras del director artístico, engloba una amplia variedad de perfiles y por la estupenda sintonía entre Sergio Rey quien en todo momento transmitió ilusión y agradecimiento a la formación. Tras el buen sabor de boca dejado por esta magnífica actuación, Eduardo Gallego Ballesteros ha querido agradecer el trabajo y esfuerzo para poder llevar a cabo proyectos tan exigentes como este y recalcar el importante papel de estas agrupaciones, quien “por muchos años y adversidades que pasen, las bandas siempre tendrán una función cultural, social y formativa que sobrevivirá a todos y cada uno de nosotros”,  reflexión en la línea de la anteriormente apuntada por R.V. Williams. Por ello, la Junta Directiva de la A.M.C. Julián Sánchez Maroto bajo las directrices de su presidenta Patricia Nieto-Márquez Agudo  y sus componentes continúan trabajando en las próximas actuaciones en el marco del calendario anual de actividades, siendo la Banda Juvenil y las propias de la Semana Santa las más inmediatas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí