Cuando volvera a sonar la banda de Música Ferrolà

0
79

Fuente

Sin director y con varias plazas vacantes, la formación está inoperativa desde hace un año y medio, mientras sus miembros siguen cobrando sus sueldos del Concello

Lejos queda ya aquel tiempo en el que la Banda de Música Ferrolá recorría los barrios y las parroquias del municipio para alegrar con sus melodías a los vecinos, ensayaba dos veces por semana y ofrecía treinta conciertos al año. La formación se encuentra inoperativa desde  marzo del 2020, cuando ofreció su última actuación en un acto protocolario organizado por el Concello.

Tras el parón al que obligó el estallido de la pandemia, lo normal habría sido que la banda recuperase su actividad tras el confinamiento, pero no fue así, a pesar de que sus miembros siguen percibiendo su sueldo del Concello, cuya cuantía oscila entre unos 190 y 250 euros al mes en función de la categoría. ¿A qué se debe entonces la parálisis?

Para comprender la situación actual hay que remontarse a octubre del 2019, cuando 33 de los 41 miembros de la banda recurrieron a los tribunales para exigir su «laborización» y que el Concello dejase de pagarles a través de un sistema «fraudulento» de becas, como si fuesen estudiantes, cuando todos llevaban en la formación varios años, algunos incluso desde el 2001, cuando nació la entidad de la mano del concejal socialista Bonifacio Borreiros. Solo un mes después, el juzgado les dio la razón y los reconoció como personal laboral indefinido no fijo del Concello.

Paradójicamente, tras este éxito en los tribunales la banda se quedó «coja», ya que muchos de sus miembros decidieron abandonarla, cansados del proceso o al encontrar otra oportunidad laboral, y también quedó desligado de la misma el anterior director, Narciso Pillo, que no denunció al Concello y cuyo contrato finalizó y no fue renovado.

Compromiso del Concello

Así las cosas, la banda se encuentra ahora mismo sin director y con la mitad de sus plazas vacantes. Mientras los músicos critican que el Concello ha tenido más de un año para convocar y cubrir esas plazas y todavía no lo ha hecho, desde el gobierno municipal subrayan su intención de reactivar la banda «lo antes posible». Pero la fórmula que ha buscado para conseguirlo no conllevaría la contratación de músicos profesionales como personal laboral, sino la firma de un convenio con la Consellería de Educación para que alumnos del Conservatorio Xan Viaño de Ferrol puedan cubrir las vacantes como becarios, y un profesor del mismo centro o pesonal externo se haga cargo de la dirección mientras la plaza no sea cubierta en los términos que fija la normativa vigente.

Desde el Concello insisten en que se trataría de una buena solución, porque, entre otras funciones, en los estatutos de creación de la banda ya se recogía su carácter formativo. De momento, la Xunta no ha respondido a su propuesta de convenio y tan solo ha comunicado al gobierno municipal que la «eventual participación do alumnado matriculado no Conservatorio na Banda de Música dependente do Concello só pode entenderse dentro do ámbito das actividades extraescolares, como complemento á formación curricular do alumnado».

Muchos de los integrantes de la banda no ven viable esta solución, ya que consideran que los estudiantes del Xan Viaño no dispondrían de la disponibiliad horaria para los ensayos, ya cuentan con su propia banda de formación en el Conservatorio, y además, carecen del nivel que requiere la formación, ya que en Ferrol se imparten los grados elemental y profesional, pero no el superior. «Es una solución barata, pero no es la ideal», resume uno de los músicos de la banda. Lo «ideal», en su opinión, sería que el Concello convocase las plazas vacantes y se cubriesen con músicos profesionales. Pero también reconoce que esa vía sería la más costosa para unas arcas municipales que no andan sobradas de fondos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí