177 aniversario de la fundación de la Guardia Civil

0
187

Unidad de Música de la Guardia Civil. 

Un paso por delante

                                                                                     Antonio Santodomingo Molina

Tiempo estimado de lectura, 6 minutos.

Con motivo del 177 aniversario de la fundación de la Guardia Civil, su Unidad de Música dirigida por el teniente coronel músico D. Celio Crespo Esparza, nos ofreció ayer 12 de mayo de 2021 un concierto transmitido en directo desde el Colegio de Guardias Jóvenes «Duque de Ahumada» de Valdemoro, donde tiene su sede. 

Acostumbrados ya a contemplar a las agrupaciones musicales con la mitad o menos de su plantilla, la Banda de Música de la Guardia Civil no solo se ha presentado con su plantilla al completo, sino que la ha aumentado en unos veinte profesores más. Esto fue posible por un énfasis en las medidas higiénicas, la separación interpersonal, la sustitución del coro por un dúo de barítono y soprano, una reducción hasta el mínimo posible del público y por haber realizado el concierto en un espacio a cielo abierto. 

foto 1...png

Este concierto tiene lugar en una semana en la que se están celebrando acontecimientos culturales pospuestos, como los International Opera Awards2.019 que acaban de otorgar el premio al mejor teatro de ópera del mundo al Teatro Real; o el centenario sobre las Cuatro Primeras Bases Aéreas 2.020 en España, que estaba programado durante el año pasado y que arranca este jueves 13 de mayo con un concierto por la Unidad de Música de la Academia Básica del Aire (León) en el Auditorio de su capital. Todo esto son claros síntomas de que se está preparando la correspondiente eclosión cultural y creativa posterior a una pandemia, tal como ya sucedió en la década de 1.920 después del gran azote por la gripe de 1.918.

Los músicos de la Guardia Civil se presentaron ayer con un misceláneo programa con el objetivo de satisfacer a una amplia gama de oyentes. Un público gustoso de las marchas militares como la ya veterana Los Polillasque Francisco Grau dedicó a los alumnos del colegio de la Guardia Civil «Duque de Ahumada», y que la tituló con la cariñosa denominación que hace referencia a los hijos del personal del Cuerpo; el estreno de la marcha cantada (Al servicio de España me llaman) tituladaCanto a la Guardia Civilde Joaquín Silguero y que interpretó el barítono Pedro Miguel Lominchar y la soprano Chiruca Seoane de muy bella voz pero que no pudimos disfrutar plenamente in streaming por su lejanía del micrófono; o la marcha militar Coronel Morales, también estrenada ayer, que Celio Crespo ha dedicado al actual director del colegio ya mencionado y que la podemos relacionar con el Cuerpo porque identificamos entre sus pentagramas, el toque de contraseña de la Guardia Civil. Dos nuevas marchas que junto con la ya consolidada Los Polillas, han ampliado el repertorio musical de la Guardia Civil. 

foto 14.png

El concierto se abrió con el pasodoble Andrés el contrabandistade Oscar Navarro. En menos de una década desde que la banda del Conservatorio Superior de Alicante lo estrenara en el Auditorio de Villajoyosa, ya se ha convertido en un referente del género pasodoble de concierto por su originalidad, por su fuerte sabor levantino y por sus referencias a la fiesta de moros y cristianos. Fue destacable la excelente claridad de dicción de la sección de flautas-flautín en su contrapunto de la sección del trío. 

La sinfonía sobre motivos de zarzuelaque compuso Barbieri en 1856 para la inauguración del Teatro de la Zarzuela, fue un agradable guiño para los amantes del género lírico español. Es un popurrí en forma de obertura a la italiana, dividida en tres secciones contrastantes y que utiliza temas de El duende,La espada de Bernardo,Buenas noches Don Simón,El dominó azul,Jugar con fuego,El grumete,El valle de Andorra Al amanecer.Una pieza histórica original para banda de música que homenajea a nuestro género lírico y que ofrecieron los músicos de la Guardia Civil de una manera fresca y fluida. 

Las piezas predominantes fueron las que asociaban la música con la imagen. Celio Crespo firmó su Selección de bandas sonorasen la que combinaba una antología de temas cinematográficos con preeminencia de títulos del autor norteamericano John Williams, con otras del italiano Morricone o con laObertura festivade Shostakovich.El poema sinfónico Finlandiade Sibelius fue el elegido para representar las imágenes asociadas con un importante sentimiento patriótico de principios del siglo XX en el que el Gran Ducado de Finlandia todavía estaba integrado en el Imperio Ruso. La distancia interpersonal y el molesto viento impedían en el momento de la interpretación a comienzos del concierto, que los músicos de la Benemérita se sintieran lo suficientemente compenetrados para que fluyera la partitura. A pesar de ello, la sección de clarinetes estuvo a la altura en los virtuosísticos pasajes. 

The Saint and the Cityque compuso en 2003 el neerlandés Jacob de Haan, es una pieza original para banda de música basada en una mitología de la ciudad de Zwolle. El grave tema del himno Laudate Dominum(Alaben al Señor, todas las naciones) del salmo 117 del Libro de Salmosrepresenta al arcángel Miguel, quien se enfrenta al feroz dragón, simbolizado por unos repulsivos acordes, el cual amenaza con destruir la ciudad si no se le ofrece un sacrificio vivo. El punto culminante de la pieza es la pelea en la que el guerrero arcángel decapita al maligno dragón, y donde la banda hizo gala de sus potentes metales.

El norteamericano Steven Reineke estrenó su poema sinfónico Pilatus: Mountain of Dragonsen Lucerna en 2.002 por encargo de la  Youth Wind Orchestra. De nuevo se trata de música asociada a una fábula que narra cómo unos valientes suben por la montaña Pilatus para enfrentarse con los dragones. El compositor nos muestra las impresionantes vistas de la montaña con unas suaves y amplias melodías. Tras la desastrosa batalla y el arrepentimiento del único humano que ha quedado con vida, el dragón sana a los caídos con su propia sangre de la que ha producido una piedra curativa, el draconítico. Un potente mensaje de convivencia, entendimiento y respeto se desprende de la pieza. Sin duda, la agrupación musical estaba en su punto culminante del concierto, donde pudimos comprobar el acierto y compenetración de todos los solistas, a los que no acompañó la cámara. Un problema fácilmente solucionable si el realizador se hubiera dejado guiar por la partitura para mostrar a los solistas en el momento que están interpretando su parte. 

La Conga del Fuego Nuevodel mejicano Arturo Márquez se basa en el ritmo bailable de la conga, originaria de Cuba y popularizada en la zona de México de La Veracruz. Arturo Márquez pretende evocar el ritual mejicano precolombino denominado del Fuego Nuevo. Se trata de una pieza muy temperamental y alegre, típicamente latinoamericana, en la que pudimos ver que la banda se mantenía en la cresta alta del concierto y que remató Carlos Herrero con su chispeante solo de trompeta. El recurrente tema principal fue transportado por toda la partitura de una manera brillantemente natural y expresiva. 

De los bises debemos destacar la interpretación de la joven promesa de la interpretación con las castañuelas María Báez, quien ejecutó su parte dentro del intermedio de La boda de Luis Alonso, de una manera especialmente fresca y cristalina. Aquí alcanzamos el pico de máxima audiencia con casi 1.100 espectadores conectados. Los profesores Luis Cañizares y Carlos Herrero interpretaron la breve y bellísima Alborada para dos trompetasde Joaquín Silguero, que también fue estrenada en este concierto. El concierto concluyó con el Himno de la Guardia Civil, el Himno Nacionaly el Toque de Oración de la Guardia Civil.  

foto María Báez.png

En plena pandemia en la que las reducciones de plantilla afectan a muchísimos hogares, pongo por caso las relacionadas con las fusiones bancarias, con el sector servicios o con la industria automovilística; la Banda de la Guardia Civil aparece por vez primera en un concierto con su plantilla aumentada en una veintena de músicos más hasta alcanzar los 74. No solo esto, sino que da un paso más y lo hace sin crear aumento de gasto a la Administración, ya que los nuevos músicos ya eran miembros del Cuerpo. Sin duda, un positivo hecho que busca la valoración del capital humano y muy provechoso para la estructura de la banda, por el que será recordado su director el teniente coronel músico de Benimodo, Celio Crespo Esparza. Además de emitir el concierto con buena calidad de imagen y de forma gratuita, el cual ya cuenta con más de 20.000 visualizaciones en tan solo 24 horas. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí