LA INVESTIGACIÓN DE DAVID GÓMEZ ZAMBRANO EN LA UNIÓ MUSICAL D´ALAQUÁS

0
261

Son muchas las sorpresas que se pueden llegar a encontrar al realizar trabajos de investigación sobre las Bandas de Música, se convierte en un apasionante trabajo cuando te sumerges en su historia, sus momentos vividos, problemas, inconvenientes…todo aquello con lo que se pueden haber encontrado a lo largo del paso del tiempo.
Esto es lo sucedido en la Unió Musical d’Alaquàs cuando David Gómez Zambrano se inmergió en su investigación. Su trabajo ha cambiado la historia de la Unió Musical d’Alaquàs. Dos años de investigación han hecho que la sociedad haya aumentado y enriquecido todavía más su archivo histórico. A ello se le han sumado donaciones como las de la familia de José Medina Ferrer con todas sus composiciones musicales y su biblioteca, las de Josep Maria Soriano Bessó (miembro de Quaderns d´Investigación d´Alaquás) con la recopilación de los estatutos de los años 1895,1905, 1916 y 1932, además de otros documentos, todos correspondientes a la Banda Primitiva.
Comenta Gómez Zambrano que las filmaciones son de capital importancia, pues en ellas se muestran momentos únicos en la historia. Las realizaron Miguel Cubells (digitalizadas por su hijo) y Federíco Peiró (por la Filmoteca Valenciana del IVAC). Permiten disfrutar de imágenes de la banda desde los años 50 a los 80, además de una extensa colección de fotografías de todas las épocas, ampliada con el hallazgo de algunas inéditas que se conservaban en la Biblioteca Valenciana.
Cuando en una localidad han existido varias sociedades musicales y en un momento dado de la historia se produce la unión entre ellas, se toma la fecha de dicha unión como la de su fundación, pero este hecho no es del todo cierto, ya que entre las sociedades existentes se produce esa unión, no una ruptura, son el resultado de las mismas plantillas unidas, por lo tanto la historia no comienza en eso momento, sino que proviene de una anterior continuación. Este hecho fue el ocurrido recientemente en Alaquàs gracias a la investigación de David Gómez Zambrano, se pudo reconocer que esta sociedad musical tenía una antigüedad de 175 años y no de 70 como se contaba desde la Unión de las dos existentes en 1939 y su inscripción en el registro de asociaciones en 1950. La Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana reconoció bajo los documentos aportados que efectivamente esto era cierto, quedando inscrita esta fecha en el registro oficial de bandas.
David Gómez pudo comprobar a través de diarios como “La Gaceta de Madrid”, «El Heraldo» o «El Católico» que en 1846 ya existía una banda de música en Alaquàs. Durante el traslado de las reliquias de San Urbano desde la catedral de València a Torrent, al pasar por la población se reflejaba en estos diarios que la banda existente participó en el acto. También hay otros documentos en los que en 1850, la banda también participó en la procesión del Santo Cáliz de Valencia y en 1860 la banda fue contratada por el consistorio para celebrar con un pasacalles la entrada de la tropas españolas en Tetuán. Más tarde, en 1867 se demuestra también una actuación en el segundo Centenario de la entronización de la Virgen de los Desamparados de València y a partir del año 1888, las referencias son ya más habituales.
Esta sociedad en 1868 sufrió una separación entre sus componentes dándose lugar a dos, una fue conocida como “La Vella” y la otra como “La Nova”. La primera con el tiempo pasó a reconocerse “Banda Primitiva” (roja por su condición de Carlista) y la segunda como “Centro Musical de Socorros Mutuos» (la blava por su adscripción liberal). Incluso en los años 30, la roja se partió en dos, dando lugar a una tercera (“Los Galgos”) con ideas republicanas. Las agrupaciones fueron cambiando de nombre y de signo político durante las primeras décadas del siglo XX dependiendo de los caciques locales que las presidían. Incluso participando en el Certamen de Valencia. Cuando llegó la guerra las tres agrupaciones se vieron paralizadas, aunque los músicos siguieron tocando en el frente, las actividades musicales bandísticas se disiparon hasta que en el año 1950 se fundó la Unión Musical en un emocionante acto en el que las dos banderas “la blava” y “la roja” se fundieron en una cosiéndola las Religiosas Oblatas.
La investigación de David Gómez también dió lugar a la localización de documentos que demuestran que recién acabada la Guerra, la Unió Musical d´Alaquás participó en el Certamen de Valencia de 1939 ( en aquel año Festival ) en la Feria de Julio bajo la dirección de José Medina Ferrer. Bajo el nombre de “Banda Municipal de Alacuás”. En el año 1941 y año tras año fueron participando en el concurso con nombres como “Unión Musical de Alacuás” , “Unión Musical de Educación y Descanso de Alacuás” entre otros. Fue en 1950 cuando adoptó el nombre actual y se inscribió en el registro de asociaciones. Lo cierto es que nunca despareció, sino que se mantenía por la gran afición de sus componentes. En la participación en el Certamen de la Feria de Julio de 1941, eran 29 músicos de “La blava” y 21 de ”la roja” y “los galgos”. La historia musical nunca se desvaneció en Alaquás, de ahí su gran reconocimiento por estos 175 años. Es de vital importancia que las sociedades musicales investiguen y recuperen su pasado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí