La Banda Municipal de Jerez hace huelga de partituras

0
113

Fuente

  • La agrupación musical denuncia la falta de archivero y limitará su repertorio a pasodobles y marchas
  • Aseguran que por la merma de personal hacen «un ridículo espantoso» en los conciertos

Los trabajadores de la Banda Municipal de Música de Jerez han denunciado que debido a la «reiterada ausencia» desde hace años de la figura de archivero/a (persona encargada de la preparación de las partituras y carpetas para los conciertos), «nos vemos obligados a limitar nuestro repertorio sólo y exclusivamente a pasodobles y marchas, ya que es el único repertorio del que dispone cada componente a nivel personal».

Además, desde la formación apuntan que el reducido número de componentes de la misma «hacen inviable el montaje de un repertorio digno, de unas mínimas garantías que poder ofrecer a nuestro público».Su director, Luis Alfonso Román, recuerda que la figura del archivero en la Banda está reconocida «desde lo inicios (fundada en 1930 por Germán Álvarez-Beigbeder), al igual que la de utillero y director. Hasta agosto de 2016 un miembro de la Banda tenía más retribución por preparar cada semana todos los conciertos, partituras y demás. Ese año me marché a Alemania y quien me sustituyó como director hacía esas labores de forma gratuita. Cuando regresé en 2018 adquirí esas funciones, pero ya hemos llegado a un limite, nos cansamos de la situación. ¿Por qué regalamos nuestro tiempo al Ayuntamiento si ellos no hacen lo más mínimo por arreglar nuestra situación y tener una relación más sana con los trabajadores? Hemos decidido denunciarlo y que la gente vea los problemas que tenemos y por ello vamos a interpretar lo que tiene cada compañero a nivel personal». 

Hay que destacar que el archivo de la Banda se encuentra en la Sala Compañía, un material que necesita «un mantenimiento y no puede ser manejado por cada componente de la banda, hay muchos papeles y sería una locura.

 Debe ser gestionado por una sola persona experta». «Y desde el Ayuntamiento no están dispuestos ni a solucionar este problema, ni ninguno». Apunta Román que el del archivo «es uno más de muchos otros, como que estamos tocando 15 o 16 personas. Y este domingo vamos a ofrecer un concierto con nueve. Ni una charanga. Pero tenemos que seguir trabajando porque es lo que tenemos. Hay componentes de baja, que no se cubren por el Ayuntamiento, y otros de vacaciones, a las que tienen derecho, como cualquier otro trabajador municipal. Pero esto se solucionaría si se convocaran bolsas de trabajo interna y externa para la contratación de músicos para llegar al menos a tener 35-40 componentes, que ya de por sí es una banda muy pequeña».Román cree que esta merma de personal «no nos permite sonar con dignidad, sino hacer un ridículo espantoso». Hay que recordar que un juez obligó en su día al Ayuntamiento a reconocer a los músicos de la Banda Municipal como trabajadores y no como becarios, y que el Ayuntamiento clasificara a estos trabajadores conforme a las características de sus puestos y funciones, según el Estatuto de los Trabajadores. «Algo que el Ayuntamiento ha ido ignorando, con bajadas importantes de sueldo, de hasta 500 euros, para cobrar 300 euros al mes por 22,5 horas mensuales, incluidos los domingos. Ahora estamos cobrando todos los meses sin ningún problema, pero nos están pagando menos dinero del que nos corresponde por sentencia judicial, desde mayo de 2019. Hemos solicitado una reunión con la alcaldesa, Mamen Sánchez, pero aún estamos esperando».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí