El director Jan Willen de Vriend y la pianista Judith Jáuregui, esta semana con la Orquesta Sinfónica RTVE

0
124

El noveno programa de la temporada de conciertos de la Orquesta Sinfónica y Coro RTVE, bajo la batuta del maestro holandés Jan Villen de Vriend, incluye el Concierto para piano y orquesta número 20 de W. A. Mozart, con Judith Jáuregui como solista, la Sinfonía número 1 de Felix Mendelssohn y la obertura de ‘Orfeo y Eurídice’, de C. W. Gluck. El concierto del viernes 22 lo retransmite, a las 20:00 horas, Radio Clásica, y lo grabará RTVE para emitirlo en Los conciertos de La 2.

El concierto comienza con la Orquesta Sinfónica RTVE interpretando la Obertura de la ópera ‘Orfeo y Eurídice’, que el compositor bohemio Christoph Willibald Gluck estrenó en Viena en 1762. La idea de anticipar en la obertura o prólogo instrumental algunas ideas musicales que estarán presentes en la acción posterior es algo que Gluck introduce por vez primera con esta obra. La orquesta cumple una función claramente ilustrativa para transmitir los sentimientos, la música está al servicio del texto desde el principio con la intencionalidad descriptiva de la obertura.

A continuación, sube al escenario del Teatro Monumental, junto a la Orquesta Sinfónica RTVE dirigida por Jan Villen de Vriend, la pianista Judith Jáuregui, para interpretar como solista el Concierto para piano y orquesta número 20, K.466 de Wolfgang Amadeus Mozart. Es uno de los más conocidos de los 27 conciertos que el genio de Salzburgo escribió para este instrumento y se estrenó en Viena en 1785. Tiene un marcado carácter dramático, acentuado por su tonalidad en Re menor, la misma que el Réquiem o Don Giovanni, y en él aparecen esquemas musicales que se verán en estas dos obras maestras. Posee una enorme carga emocional desde la introducción del primer movimiento, así como una fuerte tensión en el diálogo entre piano y orquesta, un auténtico prodigio compositivo perteneciente a una época en la que Mozart se encuentra en la cima como compositor.
El concierto para piano y orquesta número 20 de Mozart consta de tres movimientos: Allegro, Romanza y Rondó: Allegro assai.

La tercera obra del concierto es la Sinfonía número 1 en Do menor Op. 11, de Felix Mendelssohn, una de las menos interpretadas de sus cinco sinfonías (Las doce sinfonías para cuerda que había compuesto antes de esta primera, no suelen clasificarse como tales). Escrita en 1824 cuando el compositor de Hamburgo tenía 15 años, no se estrenó hasta 1827. Es una sencilla obra en tres movimientos (Allegro di molto, Andante y Allegro con fuoco) que recuerdan las de los modelos clásicos del siglo pasado (Mozart, Haydn y Beethoven) y en la fuga final, el contrapunto de Bach.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí