El concierto de Lledó se hubiera celebrado si el Ayuntamiento hubiera ‘visto’ la baja remitida por el director

0
1500

La concejal de Cultura busca consensos para que Signes dirija a la Banda en la Serenata a la Mare de Lledó
El director de la Banda de Castellón envío su baja dentro de horario laboral el lunes, con tiempo para que se le hubiera buscado un sustituto para el concierto de la Cofradía de Lledó. La concejal de Cultura, sin embargo, afirma que no tuvo noticias... El Ayuntamiento ‘no lo vio’. Confirmada la baja, se busca director sustituto para el programa normal y consenso municipal para que Signes dirija a la Banda en la Serenata a la Mare de Déu de Lledó.
Fuente: Castellón Información
 
La suspensión del concierto organizado por la Cofradía de Lledó el pasado lunes por la ausencia de un director para la Banda municipal, ha generado una intensa polémica de la que no se escapa nadie.
Los hechos se produjeron el lunes. El concierto estaba programado para las 19:30 horas en el Auditorio. Pero tal como se acercaba la hora, con el Auditorio lleno, el director no había llegado y tanto los músicos como la Cofradía entraban en pánico.
Uno de los miembros de la Banda comentó entonces, que sabía, por una llamada personal, que el director estaba de baja…. Y fue lo único que se supo, porque desde el Ayuntamiento nadie había comunicado tal incidencia.
Desde la Cofradía intentaron entonces que otro músico de la agrupación musical asumiera la dirección, pero no hubo nadie que tomara el relevo. En el Auditorio tampoco estaban los representantes del equipo de Gobierno. Los únicos concejales municipales eran las ediles del PP, María España y Salomé Pradas.
Así las cosas, al representante de la Cofradía no le tocó más remedio que hacer de tripas corazón, dar la cara y anunciar la suspensión del concierto. Los músicos no habían llegado a salir al escenario…
¿Qué es realmente lo que había pasado?
 
Según fuentes a las que tuvo acceso Castellón Información, el director de la Banda de Música había recibido la baja médica el lunes al mediodía y habría remitido el parte médico al Ayuntamiento pasadas las 15:00 horas…
Y según ha podido confirmar después este periódico, efectivamente el parte de baja se envió vía correo electrónico al Ayuntamiento de Castellón a las 15:04 minutos del lunes, dentro del horario laboral (que concluye a las 15:15 minutos) y con destino a dos correos diferentes de los departamentos de Recursos Humanos y Asuntos Internos.
Es decir, el Ayuntamiento tuvo tiempo suficiente para poder buscar un sustituto que dirigiera la Banda Municipal en el concierto de la Cofradía de Lledó, o cuanto menos, para informar de la incidencia a la que se enfrentaban con la baja del director.
 
En el Ayuntamiento de Castellón, la concejal de Cultura, Verónica Ruiz, manifestaba a Castellón Información, que a las ocho de la mañana de hoy no se había recibido comunicado alguno sobre la baja del director. Ni en los departamentos de Recursos Humanos ni en Cultura.
Ruiz manifestó que, desde el Ayuntamiento no se conocía la situación porque de saberlo se hubiera avisado con tiempo a la Cofradía, lo contrario hubiera sido una falta de respeto.
Ruiz no ha querido entrar en las medidas a adoptar ahora, aunque espera que no se suspendan más actos de la Banda Municipal. Eso si, ha mostrado su preocupación por el estado de salud de José Vicente Ramón, director de música. Si se encuentra mal de salud, dijo, habrá que buscar a otro director.
Signes dirigirá la Serenata de Lledó
De hecho, y según ha podido saber este periódico, la concejal de Cultura intentaba consensuar con todos los grupos políticos, la posibilidad de solicitar al anterior director de la Banda, Paco Signes, que se hiciera cargo de algunos de los compromisos puntuales que tiene la agrupación estos días, como es el caso de la Serenata a la Mare de Déu de Lledó.
Paralelamente, se contrataría a un director sustituto para el mantenimiento del programa de trabajo de la Banda.
 
Una baja que se veía venir…
Fuentes consultadas por este periódico señalaron, que la baja de José Vicente Ramón era algo que se veía venir… “El médico se la propuso ya hace más de un año… por la situación en la que estaba y los conflictos por los que estaba pasando… pero él decía que no, que tenía que aguantar, que no podrían con él…”
Los sindicatos confirman el procedimiento
Según han comentado los representantes sindicales a Castellón Información, la baja del director, como la de cualquier otro funcionario municipal, es algo que puede pasar y está amparada por los derechos laborales de los trabajadores.
Las mismas fuentes señalaron que, como funcionario, dispone de tres días antes de comunicar oficialmente la baja, por lo que su ausencia, el pasado lunes, aún cuando no la hubiera comunicado con antelación (que no fue el caso) no debería estar sujeta a expediente de ningún tipo. Confirmaron también, que la baja no tiene porqué presentarse por Registro y que hubiera sido válido el procedimiento utilizado por Ramón, de adjuntar el parte de baja por correo electrónico
Es más, indicaron, si el médico le dio la baja y el director se hubiera presentado en el Auditorio, se habría metido en un buen lío él, y a la empresa, en este caso el Ayuntamiento.
Ramón confirma su baja y agradece las muestras de apoyo
Carta baja director Banda Castellon 020518
Mientras seguían las especulaciones en torno a quien tuvo más culpa sobre la suspensión a última hora del concierto del lunes, el director de de la banda, José Vicente Ramón, emitía una nota de prensa a los medios de comunicación, en la que confirmaba haber avisado con tiempo y solicitaba disculpas por los inconveniente a la Cofradía de la Mare de Déu de Lledó:
“Pese a que en este momento me encuentro en situación de baja laboral, con la prescripción médica de permanecer al margen de cualquier tema relacionado con el ámbito laboral, ante las noticias referidas a la suspensión del concierto del pasado 30 de abril en el Auditorio de Castellón, vengo a manifestar que:
El parte médico de incapacidad temporal de fecha 30 de abril de 2018, fue comunicado por mí, oficialmente vía e-mail, a los departamentos correspondientes del Ayuntamiento, dentro del horario de la jornada laboral del mismo 30 de abril.
Lamento profundamente el perjuicio que se ha causado tanto a la Real Cofradía de la Mare de Déu del Lledó como a todas y cada una de las personas que se encontraban esa tarde en el Auditorio. A ellas les quiero agradecer especialmente la colaboración y la ilusión conjunta volcada en los conciertos, serenatas y procesiones de los últimos seis años. A todos, expresarles mi deseo de poder revertir en un futuro la sensación amarga del pasado lunes, y hacerles llegar un afectuoso saludo.
No obstante, quiero aclarar que mi estado anímico, al que llego tras meses soportando situaciones de acoso ya denunciadas que persisten a día de hoy, ha afectado a mi salud hasta el punto de que me fue imposible afrontar un concierto que, como en años anteriores, había programado con ilusión.
Por último, dar las gracias a todos los periodistas que han intentado ponerse en contacto conmigo para darme la oportunidad de explicarme y a los cuales no me ha sido posible atender. Ruego y espero que comprendan mi situación, estado de salud y prescripción médica que me obliga a permanecer al margen de más polémicas relacionadas con mi entorno laboral”.
El PP exige explicaciones a la alcaldesa “tras el bochorno que hicieron pasar a la Cofradía de Lledó”
El Grupo Municipal Popular también se ha pronunciado al respecto y ha exigido explicaciones a la alcaldesa “tras el bochorno y mal trago que hicieron pasar a la Cofradía de Lledó el pasado lunes en el Auditorio, al tenerse que suspender el concierto ‘Cantae Mariae’ que iba a interpretar la Banda Municipal de Música”. El portavoz popular adjunto, Juanjo Pérez Macián insta a Marco a dar explicaciones, “acogiéndose a esa transparencia que tanto pregona y tantas veces incumple, para aclarar el grave suceso”. Al mismo tiempo le pide que que tome conciencia de los actos en los que el Ayuntamiento colabora, como en este caso en los de la programación en honor a la Patrona de Castellón.
Ningún miembro del equipo de gobierno asistió a un concierto tan importante como el del lunes pasado.PSOE y Compromís se desentendieron por completo y no estuvieron, ni antes ni después del desafortunado suceso, para dar la cara ante un problema que no fue culpa de la Cofradía de Lledó, sino del equipo de gobierno municipal, que es de quien depende la Banda Municipal. Con la nefasta gestión de la política de Personal están acabando con el prestigio de la Banda Municipal de Música”  
“Ni la Cofradía de Lledó, ni los más de 400 castellonenses que asistieron al Auditorio tuvieron por qué sufrir la incompetencia del gobierno municipal. Si PSOE y Compromís no querían al director, en lugar de acosarle como él ha denunciado, podrían haber sacado la plaza y hoy habría director y subdirector”.
“El malestar en la Banda Municipal empezó a fraguarse hace tres años con denuncias por acoso, humillaciones, desprecio y presión permanente contra el director y algunos otros músicos, por parte de otros que parecen gozar de la protección del gobierno de Marco”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here