¿ALERTA ROJA?

0
139

Artículo de opinión: León Levinsky

Como ya hemos visto en las redes y en nuestro propio espacio Aletra roja: la música protesta el mundo cultural, y en específico, el sector de las artes escénicas llama a la protesta para la reactivación de las agendas culturales, una necesaria protesta frente al maltrato sistemático del sector cultural.

A lo largo del día 17 hemos observado la masiva participación en las redes sociales, sumándose muchos artistas, músicos y profesionales del sector con fotografías rojas o actualizando su perfil con el fondo de la protesta ALERTA ROJA.

¿Servirá para algo? Para ello, primero debemos entender qué es la CULTURA.

existen muchas definiciones de cultura, las cuales definen el comportamiento humano, sus costumbres y su manera crear, por lo que si nos ceñimos a la definición antropológica de cultura nos encontramos que la GUERRA es más cultural que la PAZ, debido que la humanidad ha estado más tiempo en guerra que en paz.

Confundimos cultura y arte continuamente

Una vez definida la cultura, el arte encajaría dentro de la cultura como parte de ella, nuestro hacer como sociedad. A partir de aquí ya podemos entender nuestro sector y sus problemas, porque los problemas no han sido causados por confinamiento, es un problema que viene de antaño.

El sector artístico tiene que empezar a funcionar bien desde dentro

Como propuesta desde está opinión, el sector artístico-musical debería empezar a trabajar mejor su fuero interno, dejando de lado prácticas que solo perjudican a largo plazo.

Algunas de las prácticas más extendidas:

  • Pagar en «b»
  • Maltrato psicológicamente al músico/artista
  • No pagar las partituras u otros materiales
  • Competencia desleal para contratos y demás prácticas mafiosas.
  • No cobrar actuaciones o servicios

Podemos empezar por ser un sector económico decente, y a partir de esto, empezar a exigir el respeto que nos estaremos ganando, por el momento solo se puede observar un «Postureo» para el público mientras quien puede, sigue publicando sus cursos y conciertos, y los otros se quejan amargamente de la falta de estos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí