Home Directores Octavio J. Peidró reivindica la zarzuela de Tomás Barrera

El director de la Orquesta Sinfónica Teatro Castelar de Elda presenta mañana su libro «Tomás Barrera. La zarzuela de la desmemoria» a las 20 horas en el Club INFORMACIÓN

El eldense Octavio J. Peidró, compositor y director de la Orquesta Sinfónica Teatro Castelar de Elda, presenta mañana su libro «Tomás Barrera. La zarzuela de la desmemoria» a las 20 horas en el Club INFORMACIÓN. Peidró recupera en él la figura de este compositor castellano-manchego, formado musicalmente en Alicante y autor de más de cien obras de zarzuela, género chico y opereta, que hoy es prácticamente desconocido para el público.

Con este libro el autor reivindica la memoria de un músico que «se perdió la época dorada del resurgimiento de la zarzuela y del apogeo del género chico, los tiempos de Barbieri, Chueca, Chapí y Bretón; y llegó tarde a la segunda edad gloriosa del género que revitalizaron Jacinto Guerrero, Francisco Alonso, Soutullo, Vert, Moreno Torroba…», apunta el autor.

Tras su reciente presentación en la sede de la SGAE en Madrid, el acto en el Club INFORMACIÓN (Avda. Dr. Rico, 17 de Alicante) estará presentado por Rafael Rico Pérez, profesor de la Banda Sinfónica Municipal de Alicante y en él intervendrán José Manuel Navarro Sales, utor de «Diccionario de la Lírica en Alicante», y Josep Vicent, director de orquesta y director artístico del ADDA.

Tomás Barrera Saavedra (1870-1938) fue uno de esos músicos que alegraron la vida de los aficionados de su tiempo y mantuvieron la llama del teatro musical entre esas dos generaciones gloriosas. Su gran talento y su sólida formación sirvieron a la causa en forma de composiciones efímeras que, aunque populares en su tiempo, apenas nadie recuerda ya. Pero su trabajo infatigable, junto con el de otros como él, fue el que permitió que el género lírico se convirtiese en la música reconocida internacionalmente que es hoy.

Pocos saben de su éxito en las primeras décadas del siglo XX donde llegó a tener hasta 6 obras en cartel en los teatros madrileños, de ahí el término “desmemoria” que contiene el título del libro. Su obra musical está prácticamente olvidada, a excepción de una romanza de tenor de la zarzuela Emigrantes (1905) titulada “Adiós, Granada”, que incluso en propio Plácido Domingo interpretó en su concierto-homenaje en el Estadio Santiago Bernabéu el pasado 29 de junio de 2016.

Tras cinco años de investigación sobre su figura, Peidró señala que el compositor de zarzuela llegó a Alicante con 17 o 18 años porque quería estudiar música a toda costa (conocimientos elementales que ya había adquirido con el organista de la iglesia de su localidad) y convertirse en profesional. En Alicante estudió piano y violín en la Escuela de Música y Declamación con excelentes calificaciones, y tuvo entre sus maestros a Antonio Falcó Amorós (que tenía, además, un almacén de pianos), Elías Rubio (violín), y con el maestro de capilla de la Catedral de San Nicolás Francisco Senante Llaudes, autor también de alguna zarzuela como “La guerra y el hogar” (1884).

Su profusa actividad musical en Alicante durante esos años de juventud sirvió a Barrera para consolidar, no solo importantes conocimientos técnicos, sino también para granjearse unas relaciones personales que serán decisivas para su futuro. Alicante le permite acceder a artistas de renombre nacional como Ruperto Chapí, Carlos Arniches o Tomás López Torregrosa, alicantinos todos, que le abren las puertas de la gloria en Madrid.

Octavio J. Peidró (Elda,1973) es Doctor en Artes y Humanidades (Musicología) por la Universidad de Castilla-La Mancha, comunidad autónoma en la que reside desde 2004 cuando obtuvo por oposición la plaza de profesor de Enseñanza Secundaria en la especialidad de Lengua castellana y Literatura. Anteriormente, había terminado la licenciatura en Filosofía y Letras (Filología Hispánica) por la Universidad de Alicante en 1996. Además, está en posesión del Título Superior de Música en la especialidad de Fagot que estudió en el Conservatorio Superior de Música “Óscar Esplá” de Alicante.

Deja un comentario