Home EDICIONS LOCALS COMUNITAT VALENCIANA LA ALQUERIA JULIÀ, CASA DE LA MÚSICA Y SEDE DE LA FSMCV...

fsmcvEl edificio, del siglo XVII y ubicado en el barrio de Nou Moles de Valencia, se transformará en un centro musical, en el que se desarrollará una actividad social y cultural, y será sede de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana (FSMCV). 

Bankia rehabilitará la Alquería Julià, con una inversión de 2 millones de euros,  para instalar en ella la Casa de la Música y la sede de la FSMCV,  “un importante centro musical de la ciudad, en el que se desarrollará una potente actividad social y cultural”, afirmó José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, en la presentación del proyecto en el Palau de la Generalitat  Valenciana. En la misma también participó el  presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig y Joan Ribó, alcalde de Valencia.

Pedro Rodríguez, presidente de la FSMCV agradeció tanto a Bankia, como a la Generalitat y a la alcaldía de Valencia,  que este proyecto sea ya casi una realidad.

“No puedo comenzar estas palabras más que dándole las gracias, a usted y a la entidad que  usted preside, por el proyecto que acaba de anunciar”, así comenzaba el discurso  Pedro Rodriguez, presidente de la FSMCV, agradeciendo a José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, y entidad promotora  del proyecto de Rehabilitación de la Alqueria Julìa, para que se convierta en la Casa de la Música y sede de la FSMCV. “Gracias a Bankia, y también gracias a la Generalitat y al Ayuntamiento de Valencia que aportan su beneplácito y apoyo a la cesión de uso que ustedes proponen”.

El cuarteto de clarinetes “Ad Libitum”, compuesto por Gema Guiot, Sergi Bayarri, Eduardo Betes y Claudia Camarasa hicieron que la música  de Astor Piazzolla y Lo cant del valencià de Pedro Sosa López, llenara el Palau de la Generalitat. Músicos que Pedro Rodríguez llamó a su lado para que le acompañaran en su agradecimiento, en representación de todos los músicos de las Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana. “Estos músicos, grandísimos a pesar de su juventud, representan a los 60.000 alumnos de nuestras escuelas de música y a los 40.000 músicos de nuestras bandas, orquestas, coros, grupos de dolçaina i tabal y otros instrumentos tradicionales, y muchos, muchísimos otros grupos de pequeño formato como el que ellos mismos nos han mostrado hoy. Representan, en suma, a las 547 Sociedades Musicales que componen hoy día nuestra Federación”, añadío Rodríguez.

A continuación repartieron un  lirio blanco, “flor que es  símbolo de la esperanza y que ejemplifica la que tenemos en el proyecto que hoy se presenta”. Los primeros en recibir este símbolo de esperanza y agradecimiento fueron los expresidentes de la FSMCV, reunidos para la ocasión, Vicente Escrig, Santiago Algado, y Pepe Almería y el Presidente de Honor, Angel Asunción. Además de los representantes de las tres instituciones implicadas.

El presidente de la FSMCV concluyó que espera festejar el “50 aniversario de la Federación en 2018 y que con suerte, y mucho esfuerzo, coincidirá con el fin de las obras y la entrega del recinto de l’Alqueria Julià

La Futura Casa de la Música y sede de la FSMCV

La futura ‘Casa de la Música’, además de ser la sede de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana, incluirá un auditorio con gran capacidad que se situará bajo el jardín de la Alquería, con el objetivo de respetar la estructura del edificio. Además también contará con una biblioteca, videoteca, fonoteca, sala de partituras, diferentes zonas para uso cultural y un espacio expositivo. El proyecto de restauración también se centrará en resaltar los elementos de mayor valor histórico y artístico que aún se conservan en el edificio.

Cuando inicie sus actividades, la Alquería Julià permitirá incorporar un edificio de gran interés al circuito turístico y cultural de Valencia, lo que redundará en beneficio del barrio de Nou Moles y del conjunto de la ciudad.

La rehabilitación y los usos propuestos para la alquería van a suponer una dinamización económica y cultural del barrio, ya que el nivel de actividad previsto incrementará las necesidades de servicios de todos aquellos que la visiten.

El edificio, una vez restaurado, se convertirá además en un espacio privilegiado para presentaciones corporativas, ciclos de conciertos o cualquier otra actividad cultural que se proyecte en el futuro.

El plan de convertir la Alquería Julià en la ‘Casa de la Música’ está en consonancia con la línea estratégica del banco de apoyo al movimiento asociativo musical valenciano, que se inició en 2014, a través del programa ‘Bankia Escolta Valencia’.

Este proyecto impulsa diferentes acciones, como becas para financiar los estudios en escuelas de música, conciertos, concursos y certámenes, en colaboración con la Generalitat Valenciana y la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana.

Deja un comentario