Home EDICIONS NACIONALS GALICIA El músico militar que montó el belén en Atocha

El subteniente Alejo Sanchís Mompó ha montado una maqueta con 300 figuras que podrá verse en el cuartel coruñés hasta el 6 de enero

El cuartel de Atocha abrió ayer su particular belén monumental. Y tan particular. Su montaje y elaboración se debe al «subteniente músico». Así se presenta Alejo Sanchís Mompó, un valenciano y gallego de adopción desde hace 27 años, que se encarga de vestir de Navidad el acuartelamiento general de la Fuerza Logística Operativa desde hace una década. «Cuando era niño lo montaba en casa, pero ya de mayor llegó un momento en que las dimensiones eran tales que tenía que buscar un lugar más grande», explica. Y qué mejor que su centro de trabajo. Ahora, en diez metros de largo por dos de ancho relata en la sala de oficiales todos los episodios bíblicos de la Navidad, desde la anunciación a la Virgen, hasta el degüelle de los Santos Inocentes y, obviamente, el portal, la visita de los Magos de Oriente… La peculiaridad de este nacimiento va más allá, ya que buena parte es ecológico. «Las figuras no, que son de escultores murcianos, pero los mecanismos y la decoración los hago con materiales reciclados: porexpán para las casas, las palmeras las hago con alambres y la cinta de carrocero que utilizan los pintores, y para las escenas con movimiento uso motores de electrodomésticos». No falta detalle en una escenificación que, además, «tiene su toque gallego», comenta. Hay por ejemplo, el típico pote, hórreos, cruceiros, el afilador ourensano, un faro que recuerda a la torre de Hércules, y no falta tampoco el guiño al Ejército. Fíjense y verán que en el palacio de Herodes luce el estandarte de Atocha y el escudo de la ciudad. Tienen hasta el 6 de enero, en horario de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 20.00 horas, para no perderse la visita a una gran maqueta con 300 piezas, 400 puntos de luz, y una veintena de escenas en movimiento, que este año incorpora, además, una estructura metálica y una muralla con arcadas para que «los niños puedan verlo todo con detalle», comenta este músico militar que ha dedicado un mes de entusiasmo y trabajo a montar el belén en Atocha. «Por favor, pon que es importante potenciar esta tradición, que la gente no se olvide, que cada vez se ven menos por la ciudad y en las casas», ruega este belenista convencido.

Deja un comentario