Home EDICIONS NACIONALS GALICIA Dos trompetistas gallegos debutan como componentes de la Orquesta Nacional

trompetistas-gallegosLuis Serrapio, (Vigo, 1992) y Manuel Davila (Cangas do Morrazo, 1990) actuaron ayer en el primero de los tres conciertos que ofrecerán este fin de semana con la Orquesta Nacional de España. Ambos trompetistas actúan en el Auditorio Nacional de Música de Madrid bajo la batuta del director principal David Afkham.

Davila ha tenido la oportunidad de tocar con la Orquesta en otras ocasiones, pero esta es la primera vez que lo hace como miembro de la agrupación. “La primera ocasión que toqué con ellos fue hace tres años y después hice alguna que otra colaboración, pero el año pasado hicieron unas pruebas para cubrir plazas en algunos proyectos porque necesitan gente y quedé el primero de la lista, así que toco dos o incluso tres semanas al mes con ellos”, cuenta con orgullo desde la capital.

Serrapio sí se estrena con la agrupación principal. Como Davila formó parte de la Orquesta Juvenil pero este año ha conseguido entrar a formar parte de su academia con un programa de formación de dos años. “Como un becario”, resume. Está “muy contento de formar parte de un proyecto tan interesante gracias al cual músicos jóvenes pueden participar en proyectos de una orquesta profesional”

Los dos comenzaron su formación musical, muy temprano. Serrapio se graduó en Vigo y después se trasladó a Zurich para realizar su máster, motivado por la búsqueda de los mejores profesionales. Davila se graduó en San Sebastián para después terminar con su formación en Alemania. “Cuando ya te gradúas tienes que salir al extranjero porque es donde puedes obtener una formación más específica y porque además tienes más posibilidades de encontrar empleo después”, explica Davila. Su compañero añade que en España la música no es una enseñanza universitaria de ahí que tengan que salir a hacer un máster. al extranjero. Además considera que “la relación entre la sociedad y la cultura es diferente” en España a otros países europeos. “Especialmente en Alemania o Austria”, apoya Davila. Serrapio lamenta que los músicos españoles “tengan que irse fuera cuando aquí hay mucho talento”. Defienden además la necesidad de crear academias orquestales, un concepto extendido en Europa pero que en España solo se encuentra en la Orquesta Nacional y en la Sinfónica de Santiago y en la que los jóvenes músicos tienen la oportunidad de tocar como miembros de una agrupación profesional mientras continúan formándose.

Los trompetistas, que ya tocaron ayer, volverán a actuar hoy y mañana en el Auditorio Nacional de Música, sede de la Orquesta y el Coro Nacional, dentro del Ciclo Sinfónico The Carpenter Show.

Deja un comentario