Home EDICIONS NACIONALS MURCIA Cuarenta bandas de la Región de Murcia, al borde del cierre por...

La Federación que las aglutina denuncia un “persecución laboral y administrativa” y el abandono de las mimas por parte de las instituciones, a la que vez que subraya el carácter no lucrativo de las formaciones

Una actuación de la Banda de Música de Alcantarilla.

El presidente de la Federación de Bandas de Música de la Región de Murcia, Ginés Saura, ha convocado a las 40 asociaciones musicales, 4.500 músicos federados y 50.000 socios ante el anuncio de una inspección de trabajo que, según ha advertido, supondrá su cese de actividad debido al coste económico que supone la regularización laboral.

“Somos los primeros interesados en defender los derechos y obligaciones fiscales de nuestras asociaciones, así como el de los centenares de voluntarios, profesores y músicos que imparten clase en nuestras escuelas, pero no comprendemos cómo se ha ordenado -y, por tanto, permitido- una inspección de trabajo para todas las escuelas de música de la Región de Murcia cuando, por el carácter propio y formal de nuestras asociaciones, sin ánimo de lucro, y sin la ayuda de la consejería competente en la materia, pretendan exigir unas obligaciones fiscales y laborales que no podemos asumir económicamente sin la ayuda de la administración pública”, asegura Saura en un comunicado.

Como Federación, llevamos años denunciando el desamparo, abandono y la escasa ayuda que perciben nuestras escuelas para un correcto funcionamiento de las mismas, así como clamando por la necesidad de una regularización de las mismas. La administración regional no solo no ha reconocido la necesidad urgente de su regularización, sino que ahora, por si fuera poco, pretende realizar una inspección de trabajo que anunciamos ya que supondrá el cese de la actividad de las escuelas de nuestras bandas de música, debido al coste económico que supone su regularización laboral y al escaso poder económico con que las escuelas cuentan”, concreta en el citado texto.

Por todo ello, el presidente de la Federación acusa a la Dirección General de Trabajo de la Comunidad Autónoma de “persecución laboral y administrativa”, así como al Partido Popular de haber cuestionado la necesidad de la Ley de Música de la Región que iba a suponer la regularización del sector, a pesar de que fue precisamente el Grupo Parlamentario Popular el que, en 2014, presentó una moción en la Asamblea para aprobar esta norma.

La Federación insta a la Consejería de Empleo a entablar un diálogo en torno a este asunto, “pues esta inspección va a llevar consigo el inminente cierre de nuestras escuelas”, afectando a centenares de músicos y miles de educandos. “No vemos otra voluntad que la de perseguir y pretender el cese del funcionamiento de nuestras escuelas”, añade, y concluye que estas bandas “son las mayores aportadoras de alumnado de los conservatorios”.

Deja un comentario